Inicio > Sin categoría > Been there, read that (XI)

Been there, read that (XI)

Mengele: El Ángel de la Muerte en Sudamérica

Aut. Jorge Camarasa

Una vez concluída la Segunda Guerra Mundial, muchas de las grandes incógnitas después del conflicto se centrarían en el paradero de prolíficos, y recién fugados, miembros de Partido Obrero Aleman Nacional Socialista. Si bien los peces gordos, como Rudolph Hess o Göring, caerían presa de las primeras pesquizas aliadas y más tarde recibieran castigo, mientras otros terminaron muertos, como Martin Bormann; muchos otros lograron escapar a través de una red bien tejida de conexiones con Roma y autoridades simpatizantes en otros países “ajenos” al conflicto. Tal sería el caso de personalidades como Adolf Eichmann y, más en específico, Joseph Mengele, el Ángel de la Muerte.

Encargado de llevar a cabo los más horrendos experimentos en el famosísimo campo de concentración llamado Auschwitz, Mengele se encargó de escoger una por una a las personas que debían morir inmediatamente, aquellas que llevarían una vida de trabajos forzados y abstinencia de humanidad, y aquellas que sufrirían la peor parte de estar ahí: la experimentación, disección, tortura y demás acciones encaminadas a culminar la investigación que el médico nazi realizaba.

Sólo faltan 10 días para que el ejército soviético libere aquel horrible lugar de muerte y desolación. Joseph Mengele empaca sus objetos personales y se prepara para un viaje que lo llevará a través de Argentina, Paraguay y, finalmente, el lugar que ha de recibirlo hasta el día de su muerte lejos del alcance de la justicia aliada: Brasil. 20 años después de la derrota nazi, en un pequeño poblado brasileño que recibe el nombre de Cândido Godói, comenzará un fenómeno que hasta el día de hoy llama la atención: el porcentaje de nacimientos de mellizos en el mundo es del 1% , si no es que menor, mientras que en ese lugar es de hasta un 20%. ¿Causas? Ninguna se ha encontrado hasta nuestros días.

Si bien la clausura de Auschwitz dejó de proveer especímenes a nuestro objeto de estudio, eso no significó que Joseph dejase a un lado su sueño: encontrar la manera de ofrecer hijos mellizos al reich con el fin de tener una población activa y fuerte más pronto y con mayor eficiencia en el futuro.

Sobreviviendo como veterinario y ofreciéndole a granjeros la posibilidad de obtener terneros mellizos en su ganado. Mengele pasaría de una etapa de supuesta tranquilidad a otra de persecusión cíclicamente, que lo llevaría a asentarse en distintas viviendas y bajo la protección de amistades, gobiernos y contactos recurrentes. Siempre seguido de cerca por los servicios secretos israelís y uno que otro grupo de caza de nazis.

Lo cierto, es que, a través de documentación legal, diarios y testimonios, la obra nos narra de una manera supuesta (y digo supuesta pues hay muchos períodos de tiempo donde el médico pareciera haberse esfumado de la faz de la Tierra) el recorrido que hizo a través de aquellos tres países y que lo llevaría a morir de una manera, digamos, tranquila y sin arrepentimiento alguno a merced del mar.

Anuncios
  1. sinBalas
    4 julio 2010 en 0:35

    Magnifico artículo, sublime, de primera calidad con una literatura muy clara. Me pongo de pie para aplaudir estos artículos que a pesar de lo escueto deja en claro una parte de la historia que muchos quieren olvidar y otros que jamás se olvide y yo que solo quede un recuerdo de enseñanza del dominio y poderío Alemán de aquella época, en que fue negra para la historia de la humanidad. No soy juez ni tengo la justicia en mis manos, pero creo que se cometieron errores por ambos bandos,no tengo nada contra el pueblo Alemán sino contra aquellos que dominaron la mente humana y se creyeron benditos y con el poder de Dios, debo destacar que las atrocidades que cometió el Doctor Muerte (Mengele) fueron salvajes como mutilaciones y experimentos con el cuerpo humano que nos es necesario describir, saludos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: