Inicio > Conflictos, Detalles Históricos > Sin novedad en el Alcázar mi general

Sin novedad en el Alcázar mi general

El Contexto:

Ya sea como inspiración o locación, la Guerra Civil Española, no sólo le dio forma al país que actualmente se conoce por el equipo de futbol, también sirvió como un campo de prueba previo al inicio de la Segunda Gran Guerra. Los Nacionalistas (Encabezados principalmente por Francisco Franco) se enfrentaron en desigualdad numérica y de condiciones contra los comunistas que ya ostentaban el poder.

La Escena:

Antes de que se libraran grandes batallas la atención se centró en el Alcázar de Toledo, donde el coronel José Moscardó resistía con mil hombres el sitio de doce mil rojos que dominaban la ciudad. El jefe de los sitiadores hizo enlazar las líneas telefónicas y le habló al coronel Moscardó: “Le exijo – Manifestó – que rinda el Alcázar en un plazo de diez minutos, y de no hacerlo así fusilaré a su hijo Luis que lo tengo aquí en mi poder… Para que vea que es verdad, ahora se pone a su hijo al aparato”. El coronel Moscardó oye la voz de su hijo de 17 años, y le pregunta: “¿Qué hay, hijo?” – “Que dicen que me van a fusilar si no rindes el Alcázar”…

El coronel Moscardó le contesta: “Pues encomienda tu alma a Dios, da un grito de ¡Viva España! Y muere como un patriota”… “Un beso muy fuerte papá”… Exclama Luis.

El jefe comunista vuelve a tomar el aparato y el coronel Moscardó le dice: “Puede ahorrarse el plazo que me ha dado, puesto que el Alcázar no se rendirá jamás”.

Poco después Luis era fusilado en un suburbio de Toledo, casi a la vista del Alcázar donde su padre seguía combatiendo.

Después de dos meses y seis días de sitio, el Alcázar convertido parcialmente en ruinas fue liberado con la llegada de las tropas franquistas del general Varela y se convirtió en un símbolo de la contienda que iba a costar cerca de un millón de vidas.

Cuando Moscardó se encontró con sus aliados, pronunció la célebre frase: “Sin novedad en el Alcázar mi general”.

El Epílogo:

Una vez culminada la Guerra Civil, con la derrota de los comunistas, José Moscardó vivió formando parte de las delegaciones olímpicas del país, en calidad de jefe. Fue nombrado por el dictador Franco, en 1948, Conde del Alcázar de Toledo y, posterior a su muerte, elevado al más alto cargo del ejército español: Capitán General.

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: