Inicio > Fumadeces, Reseñas Literarias > Been there, read that (XXII)

Been there, read that (XXII)

Colección Parte I:

La llamada de Cthulhu, La llave de plata, El caso de Charles Dexter Ward & El color que cayó del espacio.

Aut. H. P. Lovecraft

Uff! A pesar de mis aventuras amorosas, la travesía del inicio de una maestría, los proyectos escritos, el trabajo y el ejercicio, todavía puedo darme el lujo de recurrir a los libros para escapar un rato de este mundo cruel y su falta de justicia y libertad.

Y no tienen idea de cuánto me ha servido; siendo más específico, me alegra haber escogido un compilado de obras del maestro Howard Philips Lovecraft. Si tuviera la oportunidad, me largaría en este preciso instante rumbo Rhode Island para visitar su lugar de reposo y agradecerle por los mundos que me ha hecho visitar.

En esta primer etapa del compilado me he encontrado con obras maestras, las considero así no por su argumento o trama, lo hago porque muy muy pocas veces he leído una narrativa en la que la descripción sustituye totalmente la necesidad de los ojos para poder ver.

Son historias geniales, donde sentiremos un temor genuino. No de ese tipo donde temblamos y huimos corriendo y gritando, no, es ese tipo de temor que se siente en el fondo del corazón y te hace cuestionar sobre si deseas conocer lo que en palabras envuelve al misterio y la incertidumbre.

Las historias se hacen lentas, deseas llegar rápido al desenlace y, cuando te empiezas a acercar, entonces se vuelven demasiado rápidas y quisieras que no llegasen a la inevitable conclusión. Comenzando con el clásico de La llamada de Cthulhu, nos adentraremos en la investigación de un hombre que ha heredado un extraña estatuilla, hecho que coincide con el descubrimiento de extrañas investigaciones incompletas y que llevarán al protagonista a descubrir los avistamientos de algo que desería no haber encontrado.

La llave de plata es un gran recordatorio de lo que nos pasa cuando crecemos y dejamos de ser niños: hemos dejado de tener sueños e imaginación. ¿Se imaginan lo que pasaría si pudiesemos volver a creer en todo eso que hemos olvidado? Creo que no lo pensaríamos dos veces y, para lograrlo, necesitaríamos de una singular llave hecha de plata.

Mi historia favorita, El caso Charles Dexter Ward, es una combinación extraordinaria de la historia de un joven que descubre las extrañas circunstancias y experimentos realizados por un antepasado directo y con el que guarda un parecido increíble. Pronto la investigación se convertirá en locura y en puertas abiertas que debieron permanecer cerradas.

Por último, El color que cayó del espacio, nos devuelve ese viejo temor a extrañas entidades espaciales que podrían llegar en cualquier momento gracias a la presencia de los siempre enigmáticos meteoritos.

Para quien busca ese escape de la realidad y la oportunidad de adentrarse en historias obscuras, profundas y profanas, Lovecraft es la opción. Pero por encima de todo, Lovecraft siempre será la opción si amas la literatura clásica en general.

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: