Inicio > Críticas, Expresiones > And I think to myself… What a wonderful life?

And I think to myself… What a wonderful life?

Nació como una actualización de estado en facebook, pero creo que vale la pena publicar aquí mi reflexión mañanera y agria de la vida. Recién cambié de trabajo, y el background actual es el siguiente:

– Originalmente, en entrevistas me dijeron que no trabajaría sábados y creí que era bueno, podría visitar a mis padres y amigos el fin de semana que yo desease, el sueldo era un poco más grande y, en general todo pintaba bien. Tomé el trabajo.

– La realidad fue diferente, tengo que trabajar los sábados y ese día no hay transporte laboral por lo que debo moverme con mis medios para llegar a un lugar que se encuentra en una zona donde no pasa un sólo autobus.

– El jefe me ha dado este discurso donde se debe trabajar mucho y desde muy chico, que el dinero lo es todo. Idea totalmente contrario a la visión que tengo de mi vida a mediano y largo plazo.

Las estadísticas de nuevo trabajo son:

– De lunes a viernes, trabajo de 8 am a 6 pm, son 1o horas que multiplicadas por 5 días, dan un total de 50 horas laborales;

– El transporte para trabajadores se hace 1 hora de ida y 1 hora de venida, 2 horas que multiplicadas por 5 días, dan un total de 10 horas igual dedicadas al trabajo, tiempo muerto;

– Los sábados, en que no hay transporte, hago 2 horas 15 minutos para llegar tras utilizar 3 transportes públicos diferentes y caminar muchos metros más, 4 horas y 30 minutos de tiempo muerto los sábados;

– El mismo sábado trabajo de 9 am a 2 pm, 5 horas más agregadas al horario laboral;

– Si sumamos todo, obtenemos un gran total de 70 horas dedicadas a un trabajo que me mintió sobre las condiciones en que laboraría.

Ahora bien, las conclusiones son las siguientes:

– Si una semana semana se compone de 168 horas y utilizo 8 diarias para dormir (que es lo que se recomienda para tener una vida sana) me quedan 112 horas en las que no estoy durmiendo, por ende, útiles;

– De 112 horas útiles, ocupo 70 para dedicarle a un trabajo que enriquece a su dueño, un vato de familia poderosa y yerno de uno de los hombres más ricos de México;

– El sujeto me paga una cantidad tal que una cuarta parte de ella se va en renta y lo demás sirve para comprar lo que necesite para sobrevivir y una que otra cosa que me llegue a gustar, como un libro de dibujos de Franz Kafka que cuesta 300 pesos, ustedes hagan las cuentas;

– Por supuesto, no he mencionado que, por ser empleado de confianza, se me puede solicitar quedarme dos o tres horas después de mi horario normal sin gozo de sueldo extra; por supuesto, lo último implica perder el transporte y moverme nuevamente con mis medios;

– No hay vales de despensa y entre Seguro Social e Impuestos, termino ganando lo mismo que en el trabajo anterior;

– Por tanto estoy dando aproximadamente un 80% del tiempo de mi vida a un trabajo que detesto por haberme engañado y al que no le interesa si tengo una maestría en proceso;

Finalmente me pregunto:

¿EN QUÉ MOMENTO… visito a mis padres, convivo con mis amigos, estoy con mi novia, leo, escribo, hago ejercicio, juego xbox, me baño, como, rindo culto religioso, estudio… VIVO?

Sí, éste es un mundo maravilloso!

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: