Inicio > Expresiones, Reflexión > Adios 2012, bienvenido 2013

Adios 2012, bienvenido 2013

Fin de año, nostalgia la que me embriaga en estos momentos. No es tanta la incertidumbre, precisamente lo que me aturde es la certeza de muchas cosas. Sé que hay trabajo, trabajo cómodo y con probables aumentos; al mismo tiempo, con un año de experiencia ya sé qué cosas tengo qué hacer y cuáles no. Será más fácil que el año que se va. Ya habrá maestría, sólo dos materias me separan de ella y no es alarde el pensar que será un paseo en el parque obtener el nuevo grado y, al obtenerlo, colocarme más cerca de uno de mis planes de vida de medio plazo: un doctorado antes de los 32.

Este año escribí más que el anterior y sin lugar a dudas escribiré más en el próximo. Leí un promedio de 2.6 libros al mes, lo que me dio un total de 31 libros, nada mal, espero repetir o mejorar. Los Cowboys se quedaron nuevamente fuera de los playoffs, ganó el PRI. El amor no me ha faltado, la situación económica es estable y favorable.

Sigo teniendo a mi familia completa, aunque la Buffy ya está algo viejita. No he perdido un sólo amigo y, aunque no haya ganado amigos amigos, tengo bastantes nuevos y buenos compañeros. Termino el año bastante descuidado del cuerpo, pero sé qué rutinas dan resultados y mi determinación es más fuerte que nunca gracias a algunas apuestas y uno que otro comentario que me ha retado.

Y es en este momento en el que me detengo y me pregunto el porqué de mi nostalgia o mi cierto nivel de tristeza. Creo que porque no me siento un mejor hombre al que empezó el año. Es un nosequé, que me hace sentir muy abajo. Ya no hago propósitos de inicio de año, prefiero ponerme metas y establecer planes. Sin embargo, hay un propósito en esta ocasión, ser mejor.

El Señor me ha dado más de lo que cualquiera pudiera pedir y desear. Tengo demasiado y aún así no es suficiente, lo que yo busco no se obtiene fácilmente. Muchos nacen con la mesa puesta, yo no nací así, sin embargo ya había un par cosas en la mía. Aún no tengo ese único golpe de suerte que todos tenemos, es otro de los motivos de mi debacle del momento. Me propondré mantenerme a la espera, de no desistir. Ya llegará el momento de brillar. Mi oportunidad.

Anuncios
Categorías:Expresiones, Reflexión Etiquetas: , , ,
  1. Aida
    31 diciembre 2012 en 6:15

    Feliz Año Nuevo, Ángel 🙂 Un abrazo desde el otro lado del charco.

    • 2 enero 2013 en 10:39

      Igualmente para ti Aidita! Que este año sea aquel en que todo lo planeado se cumpla 😀

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: