Inicio > Reseñas Literarias > Been there, read that (LXXII)

Been there, read that (LXXII)

Las mentiras de la luz

Aut. Juan Hernández Luna

Las mentiras de la luzComo no pude con la sed de obras que el autor me provocó con Yodo, tan pronto terminé el libro anterior, me apresuré a devorar Las mentiras de la luz. Qué grata experiencia ha sido, lo es más cuando llegas a identificarte tanto con una novela, tal como lo hice aquí.

Hernández Luna, nos brinda la historia de este escritor (o por lo menos dice serlo) que se le va la vida en estar pensando cómo escribir su novela, la que cambiará el rumbo de la literatura, la que lo lanzará a la fama y que lo convertirá en personaje de culto. Frente a una hoja en blanco que nunca llega a llenar, su tiempo se consumirá en tres actividades: fumar, beber y soñar

Mientras tanto, el protagonista desarrollará una personalidad ausente, que no se preocupa ni siquiera por su propia salud. Indiferente, se  topará con una mujer que lo apoyará y lo tratará de sacar adelante en una imprenta heredada por su padre; y se topará con otra mujer que, en una distracción, dejará un manuscrito en manos del hombre y que podría convertirse en la novela que ansía escribir.

Con el manuscrito en mano y no sabiendo nada de la mujer que lo ha extraviado, nuestro personaje emprenderá una travesía buscando encontrar a la autora; durante el viaje, el hombre quedará ciego y tendrá que arreglárselas para moverse por ciudades desconocidas sin el apoyo de sus propios ojos. Finalmente, decidirá publicar a su nombre, no sin antes tomar una decisión sobre su situación y la mujer a la que consigue encontrar justo cuando la fama lo ha llevado a los encabezados de las secciones culturales de los periódicos.

Las mentiras es una obra entretenida, amena y sencilla que nos muestra una historia agradable y que nos llena de empatía a quienes hemos llegado a creer en la necesidad de escribir una obra que algún día sea primero publicada y después alabada por la crítica. Nuevamente hablamos de una narrativa que mantiene los ojos pegados al libro y que no lleva más de un par de horas en ser leída. Otro obligado si tienen la oportunidad de hallarlo en algún lado o si gustan de una narración muy al estilo del Chinaski de Bukowski.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: