Inicio > Reseñas Literarias > Been there, read that (LXXXV)

Been there, read that (LXXXV)

Puedo explicarlo todo

Aut. Xavier Velasco

Alfaguara

Puedo explicarlo todoEn alguna ocasión, publiqué en el blog una cita de Borges en la que nos invitaba a no leer por obligación ni a seguir leyendo los libros que no nos gustan o nos aburriesen. Sigo creyendo en esa frase, sin embargo me gustaría pensar que pudiera ser completada con algo que más o menos diga así: “Si un libro los aburre, déjenlo, pero retómenlo algún otro día en el que su gusto literario haya evolucionado con el pasar del tiempo y el leer de más libros.”. Y es que, precisamente, hace un par de años intenté leer la obra de la que les hablo hoy y simplemente me aburrí por ahí de la página 100. Dejé el libro, casi 30 meses después lo desempolvé decidido a leerlo por compromiso pues fue un regalo de mi madre. Qué sorpresa me llevé pues me enganché como no lo hice en la primera ocasión y terminé amándolo.

Puedo explicarlo todo es, sencillamente, una genialidad del Sr. Velasco. No he tenido oportunidad de leer más de sus obras pero de alguna manera intuyo que su estilo es así: chusco, informal, negro. Y es que la premisa es algo sublime, un niño rico tirado a la mala vida que tiene que escribir un libro de autoayuda basado en las notas tomadas de los diálogos con su mentor, un viejo que asiste a funerales para tirarse a las viudas, mientras se encarga de poner en orden su vida; como falso psicólogo se infiltra en la vida de su vecina, una viuda que hace cenas para unir parejas, se hace amigo y juega con la hija de ella en secreto y también berrea por una ladrona que lo enamoró antes de dejar en la calle a la mamá del mismo protagonista. Sí así de enredado es, pero no deja de ser delicioso.

Así de enredada la trama, Velasco nos la pone todavía más difícil incluyendo un lenguaje en código a través del cuál el protagonista se comunica con la hija de su vecina y cuya clave viene impresa en un separador que acompaña al libro. Suena cansado, lo sé, pero la obra lo vale. Los diálogos con el viejo Isaías Balboa son de lo mejor, mientras que la tensión aumenta en las citas del falso psicólogo con la vecina.

Es cierto, la primer centena de páginas suelen sentirse algo flojas e incluso pueden dar ganas de no continuar leyendo a ese monstruo de 700 cuartillas, sin embargo una vez que la trama como tal comienza, el ritmo se hace adictivo y las risas y ganas de querer seguir leyendo se incrementan en demasía.

Realmente recomiendo este libro para quienes disfrutan las buenas e ingeniosas historias. Por supuesto, no lo recomiendo para aquellos lectores que no gustan de obras demasiado cargadas o demasiado largas pues a este libro sí hay que dedicarle un rato.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: