Inicio > Críticas > No es rechazar el 14 de febrero

No es rechazar el 14 de febrero

Yo también considero que el 14 de febrero resulta toda una fecha comercial y materialista. Sin embargo, hay quienes dentro de lo comercial, todavía encuentran un buen significado en la fecha y suelen celebrarlo de manera adecuada. En lo personal, acostumbro no esperar a un día en específico para hacer hacer regalos y detalles; por el contrario, soy del tipo que enamora (o trató de hacerlo) todos los días, llevando un chocolate o una bebida, escribiendo una nota, regalando un fragmento de poema, entre muchas otras cosas. Ciertamente, el 14 de febrero representa entonces la oportunidad o el pretexto de hacer, tal vez, un detalle más grande que el que acostumbras todos los demás días. Pienso que sólo así se puede tener un buen significado de la fecha.

Cuando las cosas no funcionan y uno se enfrenta a las fechas estando solo, generalmente lo hace con una actitud negativa y destructiva hacia quienes lo toman como algo mmm “lindo”. No creo que sea recomendable detestar el día o a la fecha en específico pues, bajo la misma lupa del párrafo anterior, sólo es un día donde pudiste haber dado sólo un poco más de lo que estabas acostumbrado. Por tanto, no se trata de rechazar al 14 de febrero, se trata más bien de rechazar un día como cualquiera en el que no estás con esa persona que deseas tanto estar y, para esto, deberías prácticamente detestar nuestra diaria existencia.

Entonces ¿cuál es la solución? Confío en que la solución no está en arruinarle el día a los demás ni de tachar a quienes lo celebran como víctimas de una fiebre festiva, la solución está en saber cuál es el motivo que nos provoca este rechazo y este sentimiento hacia aquellos que parecen más afortunados que nosotros. De cualquier manera, el mundo no tiene la culpa de nuestros errores o de las situaciones que nos llevaron a estar como estamos.

Se vale estar triste e incluso enojado, se vale mientras uno mira el osote de peluche, la blusa, el libro, el poema, el cuento y la carta que pudieron ser y que no serán; lo que no se vale es arremeter contra los demás cuando disfrutan de algo, sea de buena o mala manera. Después de todo, el día siguiente seguirás estando solo y no es necesario que los corazones que adornan las calles te lo recuerden. El subconsciente puede más que todas las fiestas comerciales del mundo y sabrás que sea la fecha que sea, ella no está aquí, junto a ti.

Anuncios
Categorías:Críticas
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: