Inicio > Reseñas Literarias > Been there, read that (CXVIII)

Been there, read that (CXVIII)

Charles Bukowski’s Scarlet

Aut. Pamela Wood

Charles Bukowski's ScarletMemorias, ¿cuándo es que las vivencias de una persona son dignas de ser publicadas? Una respuesta obvia es cuando el escritor de las memorias es digno de ser admirado, es una celebridad o tiene esa receta del éxito que todos buscamos. En este caso, el interés nace cuando identificamos a la autora como una de las famosas novias psicópatas que Bukowski describe en su novela Mujeres.

Siendo la pelirroja que una noche aleatoria se presenta en el departamento del escritor acompañada de su mejor amiga, “cupcakes” narra gran parte de este encuentro y el resto de su relación con el escritor. Wood nos relata esta etapa de su vida desde el momento en que ella y su amiga junkie decidieron que sería buena idea visitar a Hank, hasta el momento del desmoronamiento de la relación y el impacto que ésta tuvo en el resto su vida.

Como en todo, la historia cambia cuando la persona que la cuenta es otra. Mientras Pamela narra gran parte de su historia fuera de la relación amorosa (la parte aburrida puesto que lo interesante es Bukowski), no puedo evitar el sentir a este libro como una gran necesidad de llamar la atención. “Mírenme, yo fui ‘novia’ de Bukowski” es una frase que me vino repetidamente a la mente mientras leía el texto.

Del mismo modo, resulta molesta esa etapa en la que ella afirma no creer lo cambiado que está su personaje en Mujeres, expresando que sólo fue utilizada como personaje y que lo narrado en la novela difiere demasiado de su comportamiento real como pareja. Más molesto aún, es el hecho de que ella retrate a Bukowski como un hombre que le rogó, la estuvo persiguiendo y que resultó ser un cachorrito a sus pies.

Pues bien, las memorias de esta Señora resultan agradables mientras Charles se encuentra en escena, no así la mitad del libro que narra la historia “de éxito” de esta mujer depresiva cuya vida giraba alrededor de echar la weba y atascarse de píldoras que le levantaran el ánimo.

En general, es un libro que sólo fanáticos del escritor disfrutarán (y a medias), el resto es simplemente una excusa para vender y lucrar con el hecho de haber sido parte de la vida de un hombre que da tanto de qué hablar aún después de fallecido. La historia de la autora no es nada interesante y su manejo del “yo soy la que le dio muchísima inspiración al hombre” resulta pedante y visiblemente falsa. Una pena.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: