Inicio > Reseñas Literarias > Been there, read that (CXXIII)

Been there, read that (CXXIII)

Apuntes de un escritor malo

Aut. Mauricio Bares

apuntes-de-un-escritor-malo-cover-210x300Más que apuntes, me encuentro con las memorias de Anónimo Hernández, un escritor malo, no sólo malo, feo, sin talento, pobre, alcohólico y que todavía vive con su mamá. Estas memorias constituyen, ante todo, un curso completo sobre cómo ser un escritor malo: de la apariencia que debemos dar, de cómo pagar el menor número de servicios básicos en nuestro hogar, de las siempre necesarias cucarachas que deben poblar nuestra habitación, de cómo ahorrar papel, de cómo no defender nuestra obra de la crítica de los demás.

En efecto, no siempre es necesario ser bueno, ¿de qué nos serviría ser bueno si no hubiera malos? He ahí el meollo del asunto, en la necesidad de formar parte del espectro literario no sólo como el que acapara las mesas de novedades o como el que es tema de conversación entre los círculos intelectuales.

Se vale ser malo, se vale aún más disfrutar el ser malo, el que te cierren las puertas de las más grandes casas de cultura, el que tengas que sobrevivir vendiendo ejemplares mal mecanografiados. Es un estilo de vida y como tal, se tiene que cuidar de él.

El autor nos divierte con sus narraciones y teorías a través del uso de un lenguaje accidentado que no deja de ser inteligente. Para nosotros, los que escribimos sin esperanzas de un Nobel o reconocimiento alguno, resultará una bella fuente de inspiración; para el que sólo lee, sonrisas no le faltarán.

Es necesario recordar la importancia que tiene todo escritor, que aporta con cada palabra a la construcción de un mundo al que muchos vivimos pegados. La conclusión, que toma un carácter serio dentro de las inmediaciones jocosas del autor, nos dicta y nos promete todo aquello que se esperaba de un viejo manuscrito que habla de recuerdos que se han borrado de la cabeza de quien los apuntó. Nos dan ganas de pedir más.

Finalmente, dirían que no hay peor lucha que la que no se hace, no es necesario ser bueno, es necesario amar lo que se hace. Aunque lo hagamos mal.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: