Inicio > Reseñas Literarias > Been there, read that (CXXVIII)

Been there, read that (CXXVIII)

Quién de nosotros

Aut. Mario Benedetti

quien-de-nosotrosUn apellido que se podría decir que pertenece al dominio público de los lectores (y los no tan lectores) en cuanto a poesía, es Benedetti. Cuántos poemas he visto dedicados una y otra vez bajo la autoría del uruguayo. A veces bien aplicados, otra veces por dar la imagen de saber un poco, la literatura de Mario es bien conocida en el medio del amor. Pero resulta muy diferente cuando nos acercamos a un género desconocido para la mayoría: la novela. Es así que me acerco a la primera escrita por el autor, hace ya más de 50 años.

Advertencia: Quién de nosotros podría no resultar el amasijo de miel derramada y finales felices que uno esperaría del autor de tanto poema color rosa. Por el contrario, nos encontramos con una novela corta pero que resulta sumamente amarga, con la existencia de este triángulo amoroso donde podríamos detestar a cada uno de los participantes. Miguel, Alicia y Lucas se conocen en la infancia, dos de ellos terminan casados y el otro termina muy lejos.

El problema es que de los casados, hay uno que se ha mantenido en el matrimonio pensando en que el personaje con el que se casó le pertenece más al que se encuentra lejos; el que se encuentra lejos piensa que los otros dos están muy bien e inventa historias falsas de éxtio para impresionarlos; finalmente, el casado restante piensa haberse quedado con el correcto pero sabe que el que está a su lado opina lo contrario, razón por la cual cree que debería cumplir los deseos de su compañero e irse a buscar al que está lejos.

Sí, un verdadero conflicto en el que terminaremos odiando las circunstancias bajo las cuales este triángulo se desarrolló. Habrá esta posibilidad de repudiar al personaje que vive su vida sintiéndose derrotado cuando nunca lo estuvo y cuyo derrotismo termina convenciendo al objeto de su agonía para realmente partir.

Circunstancias amorosas vivimos todos, problemas los tenemos. El meollo del asunto es ¿quién de nosotros juzga a quién cuando nos enfrentamos a o huimos de las vicisitudes que rodean a nuestras relaciones?

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: