Archive

Archive for 9 noviembre 2009

La mejor del mundo

Buenas tardes queridos y escazos lectores, el día de hoy no les vengo a hablar de mi mamá, de mi ex novia o de mi querida mascota. El día de hoy hablaré de aquella que usa el slogan que, a modo de título, encabeza el presente post: la lucha libre mexicana, la mejor lucha libre del mundo.

Lucha Libre Mexicana

Yes que ha llamado mi atención, la cantidad, cada vez creciente, de chavos y chavas que me preguntan si vi las luchas la semana pasada. Obviamente, les respondo que sí; que lo que hizo Dr. Wagner Jr. no tuvo madre o que si el Mesías le puso en su madre al Cyber, etc. Y sin embargo, es triste cuando desconocen aquellos nombres y me preguntan por el Undertaker o por Randy Orton, es cuando yo digo “What The Fuck?!“.

Y digo lo que digo por una simple razón: Somos esclavos de la marcancía que los gringos nos han de vender. En este caso no lo digo a la ligera, pero es realmente molesto que un mocoso de 15 años te venga a decir que el Santo y Blue Demon no son nada comparados con El Asesino de Leyendas o El Animal. Por favor!

La historia de nuestro país es siempre igual, nos quitan algo, le cambian al nombre por uno en inglés y nos lo vienen a vender al doble de precio que les costó la primera vez. El slogan que maneja nuestra lucha no es a la ligera, nuestros luchadores triunfan en japón y en circuitos serios y honrados. Debo admitir, la lucha libre es un teatro, pero vamos, las cachetadas arden y los vuelos terminan en lesiones. Todos vimos cuando Gronda se rompió la pierna, cuando Charlie Manson se callo de 3 metros de altura, carajo, sólo los que sabemos, sabemos que el Pirata Morgan usó parche no por su personaje (perdió un ojo al volar e impactarse contra una butaca en la Monumental).

Blue Demon y Santo

Sólo vean un poco más allá: Nosotros no tenemos modelos musculosos y lustrosos que se paran y después de un par de cachetadas (que nunca se dan) hacen como que no se pudieran levantar o que de verdad sufren los falsos golpes que les propinan. Nosotros tenemos albañiles, cantineros, chavos que salen del campo o de cantinas, y que se esfuerzan por alcanzar un nombre; se matan en el ring con tal de llevar a casa algo de comer, no se meten al negocio para después ser protagonistas de películas churreras de millones de dólares de presupuesto; te los puedes encontrar en la más jodida de las cantinas y contigo incluso pueden ponerse a chupar.

Yo soy de los que conocí (y con conocer me refiero a verlos luchar) a peleadores gringos que, de verdad, valían la pena observar: Love Machine, Psicosis Original, Black Magic, Los hermanos Grondy, Huitrón. A esos sí, honor a quienes lo merecen de verdad. Yo soy de los que vio a Atlantis, Octagón y Máscara Sagrada; Dios me dio la oportunidad de ver a Dr. Wagner Padre, a Tinieblas en su lucha de despedida y llegó a abrazar a Gronda después de su recuperación; lloré con la muerte de Abismo Negro y vi pelear a Oro una semana antes de perder la vida en el ring.

Casi nadie valora lo poco bueno que tenemos. No desperdiciemos nuestro tiempo viendo lo que Estados Unidos nos llega a copiar para  después echarlo a perder. Apoyemos el producto mexicano pues es lo poco que nos queda por presumir.

Nota: Yo vi a Rey Misterio Jr. pelear, ese wey sí es de verdad.

Rey Misterio Jr

Categorías:Generalidades, Ocio Etiquetas: , ,