Archivo

Archive for 27 noviembre 2012

“mexicanismo”

27 noviembre 2012 5 comentarios

Detesto representar en mis obras al tipo odioso y degenerado del pueblo bajo y que generalmente se toma como asunto “pintoresco” para halagar al turista o lucrar a su costa. Somos nosotros los primeros responsables en haber permitido que se haya creado y robustecido la idea del que el ridículo “charro” y la insulsa “china poblana” representen el llamado “mexicanismo”… Por estas ideas renuncié de una vez por todas a pintar huaraches y calzoncillos mugrosos

– José Clemente Orozco

Been there, read that (LXVIII)

26 noviembre 2012 1 comentario

La sombra del futuro

Aut. Roger Bartra

Soy un ávido lector de Letras Libres y no hay nada como disfrutar de las columnas del final de la revista a cargo de Sheridan, Serna y Bartra, entre otros. Por lo anterior, me declaro fan de los mencionados y cuando me topo con alguno de sus libros, no dudo en adquirirlo. Tal ha sido el caso de la obra que comento el día de hoy: La Sombra del Futuro de Roger Bartra.

La Sombra, es una pequeña colección de ensayos encaminados a analizar la actitud y sentir del electorado mexicano previos a las elecciones que culminaron con la victoria del ahora presidente, Enrique Peña Nieto. Actualizado hasta abril, Bartra toma como eje de sus textos tres temas principales: la debacle del PAN, la mala estratagema publicitaria del PRD y el peligroso regreso al gobierno del PRI.

Mientras que defiende (mas no justifica) la guerra que el PAN emprendió en contra del narco, señalando la infinidad de deficiencias que debieron eliminarse antes de, ataca la manera en que el PRD decidió buscar el apoyo del público y que terminó fortaleciendo a “la vieja hidra” priísta. Es aquí donde La Sombra encuentra su principal nicho, en la descalificación de las viejas prácticas y las recientes alusiones que no dejan ver más que a un PRI fortalecido y ávido de recuperar el poder.

Ante todo, Roger nos señala un camino diferente para recuperar la democracia que se ha perdido en una transición accidentada: la creación de una nueva y mejor cultura política. Encontrar en las nuevas generaciones al buen político: aquel que no ve a los contrarios como enemigos sino como ideologías diferentes a la suya y puntos de vista que pueden mejorar la propia visión nacional.

Para los lectores regulares de Letras Libres, el libro presentará una forma de regresar a lo ya leído a lo largo del año. De hecho más de la mitad de los textos han sido publicados en la revista. Para quienes no son lectores, es una gran oportunidad de agregar una visión crítica muy bien fundamentada a las opiniones que se tengan sobre un futuro que está a unos días de llegar.

El peor político

Pocas cosas hay peores que un político que no sepa leer las líneas que definen el mundo que le rodea. Un político analfabeta es incapaz de convivir en el mismo mundo con los demás, no puede comprender a sus adversario y entender que no son sus enemigos. Por un lado, si un político de derecha considera que sus adversarios de izquierda son en realidad peligrosos conspiradores subversivos, que constituyen una potencial amenaza comunista o terrorista embozada, será muy difícil que conviva con ellos sin tratar de exterminarlos. Por el otro, si un político de izquierda cree que la derecha es cuasifascista, esencialmente abusiva y absolutamente incapaz de ser moderna, que no es más que un complot de los ricos para vender el país al extranjero, no veo cómo podrá aceptar que gobierne sin intentar derrocarla. Se tendrá que comprender también que el PRI no es simplemente una maquinaria autoritaria completamente podrida que sólo puede retornarnos al pasado autoritario, que es incapaz de reformarse y de convertirse en un partido que acepte el juego democrático. Es más, hay que aceptar que los partidos  enanos que hace un momento he despreciado podrían sufrir mutaciones que los convirtiesen en alternativa.

– Fragmento de La Sombra del Futuro, de Roger Bartra.

Been there, read that (LXVII)

Casi nunca

Aut. Daniel Sada

De vuelta a la actividad de lector (y pseudo reseñador de lo leído) me he dispuesto a hablar el día de hoy de Casi nunca del mexicano Daniel Sada; ganador del Premio Herralde de Novela 2008. Ahora bien, no sé qué hayan tenido las novelas concursantes del premio en ese año, pero me encargué de leer las tres finalistas: Temporada de Caza del león Negro, Un Lugar Llamado Oreja de Perro y, finalmente, Casi Nunca. Todas unas joyas.

Pasando al tema pertinente, debo decir que no había tenido la oportunidad de sentir tanta desesperación al leer una obra como la que me ha provocado Casi Nunca. No lo digo como algo negativo, al contrario como algo chusco debido a la temática que nos marca Sada: la lujuria contra el pudor, la calentura en contra de las buenas costumbres. Y es que precisamente, desespera de una manera chusca el ver cómo un personaje se conforma con tocarle la mano 30 minutos a la novia cada 6 meses y aún así se mantiene con la esperanza de verla desnuda. Clásicos dilemas de un romance a la antigüita, de por ahí de 1945 en el norte y centro sureste de México.

Seguro estoy haciendo bolas, mejor me explico: La novela narra las andanzas de Demetrio, un agrónomo con buena estrella que no encuentra mucho sentido a su existencia salvo la que le otorgan los burdeles de Oaxaca. En estos burdeles conoce a Mireya, una puta un poco pasada de carnes que tiene la habilidad de hacer adicto al protagonista a sus encantos. Poco después de hacerse adicto a Mireya, la madre de Demetrio lo obligará a asistir a una boda en la que conocerá a Renata, la hija de un matrimonio ultraconservador, que terminará siendo su novia, eso sí, a distancia pues ella se encuentra en un pequeño poblado de muy al norte del país. Imagínense lo que es eso sin la existencia de correos electrónicos o del facebook.

El problema nace cuando Mireya decide que Demetrio la sacará de esa vida de placer carnal pagado y pronto le anunciará estar embarazada. Demetrio abandona su trabajo y toma un tren junto a la madre de su retoño para, a medio camino, abandonarla y salir huyendo. Después, la desesperación que ofrece una novia que se ofende de un beso en la mano y que no permite contacto alguno por más de 30 minutos en una pequeña banca enfrente de su casa. Finalmente, el establecimiento de un buen negocio, los preparativos de una boda que pareciera nunca llegar y el mete-saca tan añorado por la estrella del show.

Casi nunca es entretenida, con una prosa totalmente diferente y que distingue a Sada entre los muchos escritores latinos. Retrata a la perfección los modos de pensar y actuar de las personas en los tiempos en que se sitúa y posee una temática hilarante que deja un buen sabor de boca.

No es lo mejor de dos mundos pero me gusta…

¿Ya vieron Bad  Ass? Yo ya, y muero de ansias por ver Machete 2.