Archive

Archive for 22 agosto 2015

Been there, read that (CXXXVIII)

My fight/Your fight

Aut. Ronda Rousey

my_fight_your_fight_9781941393260_hr__38556.1430419754.1280.1280Quiero creer que a lo largo del año (o algún periodo de tiempo determinado sobre el que uno divida su crecimiento personal), las personas solemos entrar en pequeñas etapas en las que necesitamos escuchar o recibir los consejos adecuados o, por lo menos, las palabras correctas para poder salir de alguno de los agujeros existenciales en los que solemos caer. No necesariamente me refiero a que una persona llegue y nos hable, a veces basta con leer al autor indicado en el momento justo. Bajo tal enfoque, fue Ronda Rousey quien llegó a ‘hacerme el paro’ cuando más lo necesitaba.

Medallista olímpica en la disciplina del Judo y campeona indiscutible e invicta de la liga más importante de las artes marciales mixtas a nivel global, Ronda es una mujer que en verdad tenía mucho que decir. Desde su lucha por superar deficiencias en su capacidad de hablar, hasta afrontar el suicidio de su padre; desde tener que recurrir a la bulimia para dar el peso en las competencias, hasta enfrentar el dilema de un novio adicto. Ronda la ha sufrido y el lugar en el que está, le ha costado.

Temas básicos como la competencia, la relación con padres y hermanos, los sentimientos no correspondidos, la presión de lo que se espera de uno, la situación económica, entre otras, rodean la vida de una chica que finalmente hace frente a sus situaciones y logra sobreponerse. No hay duda de que sus palabras se ajustan perfectamente a mucho de lo que cualquier persona enfrenta.

El problema que encuentro en la autobiografía de Rousey es que resulta sumamente pedante y casualmente previsible; un ejemplo: Ronda venció a una de sus rivales, Sarah McMann, a través de un rodillazo que encontró la zona hepática, de acuerdo a Ronda, ella ya se encontraba entrenando golpes al hígado meses antes de esa pelea. Si Ronda venció a Miesha Tate en el tercer round de su segunda confrontación, resulta que fue porque Ronda estaba preparándose para desgastarla en dos rounds y vencerla en el tercero. Curiosamente, cada una de sus victorias y desarrollos fueron tal y como ella lo deseaba desde semanas antes, es algo que resulta difícil de creer.

Del mismo modo, la autora no duda en alabar aquellas marcas que la patrocinan actualmente a través de su mención en la descripción de su guardarropa o situaciones previas a cada pelea (¿alguien mencionó dinero?). Lo anterior, aunado a otras fallas y suposiciones no constatables de la campeona logran que la aversión que muchas personas sienten por ella, no desaparezca en lo más mínimo, a pesar de las tragedias y situaciones empáticas que podamos encontrar.

Que si lo recomiendo, sí, ampliamente. Que si la campeona ya es de mi agrado, no, en lo absoluto. Pero de que vale la pena su lectura, vale la pena.

Been there, read that (CXXXVII)

Máscara Azteca y el Doctor Niebla (después del golpe)

Aut. Paco Ignacio Taibo II

Mascara AztecaDurante éste periodo de dictadura policíaca, observamos a Cuauhtemoc Cárdenas, presidente legítimo de México, mientras realiza sus caminatas del día alrededor de una piscina en donde se ubica su lugar de eterno encierro; el Doctor Niebla lo observa mientras se hace pasar por personal de intendencia, “uno de estos días serás libre”, piensa, mientras planea el siguiente golpe en contra de ellos.

Es la anterior, una de las múltiples escenas que forman parte de este futuro(¿?) post-apocalíptico en el que México se encuentra bajo un régimen muy parecido a aquel presentado por Allan Moore en V for Vendetta (que, de hecho, tiene su dedicatoria en la primer página del libro).

Máscara Azteca y Doctor Niebla, son los fundadores de La Resistencia, encargada de acosar al gobierno y hacer de esto una forma de vida, sin descanso, sin procedimientos establecidos. Se comunican con sus seguidores a través de programas de radio sin estación fija, de llamadas telefónicas encriptadas y de mensajes que introducen en los libros de texto y que activan a través del rumor. La Resistencia es una realidad personificada en dos individuos que se pasean por la ciudad con alias múltiples y nombres siempre cambiantes.

Todo este escenario nos coloca en un excelente asiento para ser espectadores de un humor negro inteligente, de ese que da risa mientras nos brinda preocupación de las realidades que vivimos en carne propia. Paco Ignacio siempre breve pero conciso, se reconoce de inmediato por textos sencillos pero que se encuentran cargados de trasfondos políticos inevitables. Aunque el libro es anterior a la obra que el mismo autor publicó sobre el 5 de mayo, no pude evitar remitirme de éste al anterior.

Snuff

Bury all your secrets in my skin
Come away with innocence, and leave me with my sins
The air around me still feels like a cage
And love is just a camouflage for what resembles rage again

So if you love me, let me go.
And run away before I know.
My heart is just too dark to care.
I can’t destroy what isn’t there.
Deliver me into my fate, if I’m alone I cannot hate
I don’t deserve to have you
My smile was taken long ago, if I can change I hope I never know

I still press your letters to my lips
And cherish them in parts of me that savor every kiss
I couldn’t face a life without your light
But all of that was ripped apart, when you refused to fight

So save your breath, I will not care.
I think I made it very clear.
You couldn’t hate enough to love.
Is that supposed to be enough?
I only wish you weren’t my friend.
Then I could hurt you in the end.
I never claimed to be a saint
My own was banished long ago, it took the death of hope to let you go

So break yourself against my stones
And spit your pity in my soul
You never needed any help
You sold me out to save yourself
And I won’t listen to your shame
You ran away, you’re all the same
Angels lie to keep control
My love was punished long ago
If you still care, don’t ever let me know
If you still care, don’t ever let me know