Archivo

Archive for 12 julio 2010

Propósitos 2010: Balance

Apenas nos encontramos a unos días después de lo que pudiera llamarse “mitad de año”, principios del séptimo mes. No me puedo quejar en lo más mínimo del desarrollo que ha tenido este año del señor, 2010; así que con motivo de recordarme de aquello que me prometí y propuse hacer hace seis meses, es hora de realizar un balance de las acciones llevadas a cabo:

1. Dieta sana y balanceada. En general, decidí que debería de bajarle al nivel de ingesta de antojitos nocturnos y, a decir verdad, lo he llevado a cabo. Sigo cenando mucho y casi todos los días, sin embargo, he logrado disminuir las memelas y los tacos a una sola vez cada quince días. No es mucho, pero creo que ahí la llevo.

2. Rutina  de ejercicios estricta y más poderosa. Objetivo cumplido, por lo menos en lo que va del año, he duplicado el número de clases y tiempo dedicado al ejercicio. En gravity puedo realizar las sesiones en nivel siete (de ocho máximos) y acompletar dos horas seguidas en esas condiciones. Mi espalda, pecho y brazos se encuentran en gran forma y lo demás por encima del promedio.

3. Conseguir trabajo. Sigo tocando puertas, quien me haya seguido recientemente sabrá que he andado un poco frustrado por aquel mal de no encontrar el trabajo ideal. Lo que es cierto es que de que hay trabajo, hay trabajo; el problema radica en encontrar algo que deseemos y no algo que se nos imponga. Afortunadamente, a estas alturas aún tengo un par de opciones y justo hoy espero una llamada confirmatoria sobre una oportunidad que estoy confiado de obtener.

4. Duplicar mi ingesta anual de material literario. Al parecer, el propósito cumplido por excelencia. Me propuse leer una cantidad no menor a doce libros este año y, como mis reseñas lo pueden atestiguar, a tan sólo la mitad del año llevo leída la bella cantidad de 10 publicaciones de la más diversa índole. Tal situación indica que muy probablemente cumpla mi objetivo y, tal vez, lo supere con creces.

5. Escapar del hogar familiar. Ligado en gran parte a la obtención de un buen trabajo, este propósito se cumplirá en el momento que pueda sostenerme a mi mismo; si todo sale bien, no debería pasar más de un mes para cumplir éste deseo y el número tres por igual.

6. Ahorrar. He aquí el peor de los casos de incumplimiento, no sólo no he ahorrado sino que no tengo algo que ahorrar siquiera. Seguramente el primer sueldo lo gastaré como loco, espero poder guardar un poco de los consecuentes.

7. Dejar los vicios. Reducir las horas efectivas dedicadas a mi querido Xbox ha costado trabajo, pero la búsqueda de este último ha logrado que mis atenciones se enfoquen más en el deseo de encontrar el sustento. De un ritmo de unas dos horas diarias de juego, he rebajado a unas seis horas de juego a la semana. Vamos bien.

8. Ser más sociable. Tampoco ha sido cumplido del todo, lo cierto es que me encuentro con conexiones cortadas y un círculo social reducido al no pertenecer a grupo alguno de trabajo, ocio o lo que sea. Muchas de mis expectativas se reducen a lo laboral, por lo que es imperativo avanzar en ese rubro.

9. Ecribir la novela que he visualizado. Deseaba tener escritas unas 200 páginas de una obra de mi invención, lamentablemente no he tenido la imaginación suficiente para un tema en específico. Comienzo a escribir y me quedo a las veintitantas practicamente concluyendo los escritos. Lo que me hace falta es escoger bien el tema y saber desarrollarlo de forma entretenida durante un número dé páginas menos efímero. Una nueva idea llenó mi cabeza hace un par de noches, me pondré a trabajar cuanto antes y espero tener aquel número deseado para fin de año.

En fin, un buen año hasta ahora, creo que la mitad de propuestas van por buen camino. Para otras, tendré que esperar a fin de año, voltear, y ver si realmente se cumplieron o no. Espero que los propósitos de aquellos que me leen vayan viento en popa.

Categorías:Sin categoría Etiquetas: , ,