Archivo

Archive for 26 febrero 2015

Carta del hombre que más te ama

No puedo pedirte que te enamores de un extraño, eso es absurdo; pero, quiero pedirte que, al momento de entregar tu corazón, lo hagas a sabiendas de que quien está a tu lado, es un hombre que sabrá amarte y apreciarte por la mujer que eres.

Quiero pedirte, que te enamores de un hombre de verdad; uno, que te persiga con la mirada, como un león hambriento; y que, se pierda en el brillo de tus ojos, aún en la oscuridad. Enamórate de un hombre, para el cual tú seas la única mujer en este mundo; y, que sea capaz de construirte un castillo, aunque solo tenga un lápiz y papel.

No puedo pedirte que te enamores de un hombre que lo haga todo; sin embargo, te pido que te enamores de un hombre que esté dispuesto a hacerlo todo por ti.

Quiero que te enamores de un hombre con la suficiente hombría para cocinar por las noches, o cuándo estés cansada. Un hombre que pueda coser un botón de tu blusa favorita, para que puedas llegar a tiempo a esa reunión; y, por qué no, que te diga al oído que: todo estará bien.

Enamórate de un hombre que valore a Dios, a la familia y los amigos. Pues en la vida, necesitará de todos ellos. Y, si es un ladrón, procura que te robé solo algunos besos; pues, ya te habrá robado el corazón.

Quiero que te enamores de aquel que acaricie tu rostro y juegue con tu pelo, así sabrás que su mente está solo contigo. Cualquiera puede decir un “te amo”; pero, el amor se demuestra cada día, y en los pequeños: “te quiero”…

Quiero que te enamores de un hombre que procure llenarte de alegría; y que te haga sonreír, aún en tus días más difíciles. Enamórate de aquel hombre, que no se aproveché de ti, ni aún en tus momentos de vulnerabilidad. Un verdadero hombre te respetará, incluso, cuando tú no quieras.

Enamórate de un hombre que no haga alarde de los bienes que tiene; sino, que sepa apreciar y valorar todo aquello que ha vivido, las personas con las cuáles ha compartido y las experiencias que en la vida ha acumulado.

Enamórate de alguien a quien le guste cocinar y ejercitarse, así tendrás la excusa perfecta para comer tus caprichos; y luego, pasar el tiempo juntos: “quemando esas calorías”. Quiero que te enamores de un hombre que esté dispuesto a llevarte la contraria; y, que tenga un punto de vista distinto al tuyo. Así, en la salud, la distancia o la enfermedad, sabrás que siempre podrás contar con alguien que estará a tu lado: a pesar, de cualquier diferencia.

Enamórate de un hombre que te tenga presente a cada momento del día; y, que te llene la vida de detalles. Un hombre, que jamás te oculte lo que siente; y te diga, lo que necesitas saber. Quiero que te enamores de alguien que sepa escucharte, aún en el sórdido silencio del olvidó.

Enamórate de un hombre que sea libre, que sea tuyo; que te amé, y que se deje amar por ti. Enamórate de alguien que, aunque no sea yo, te haga feliz.

Al final, si aún no has comprendido, eres tan digna de este amor tan tuyo y tan mío, que aquél de quién te enamores sabrá, que: sólo un hombre de verdad, es digno de ti.

No te conformes con menos…

Nunca bajes el listón de lo alto.

Te lo dice:

“UN HOMBRE ENAMORADO DE TI”

” TE AMO”

” TU PADRE”

Categorías:Citas, Dedicatorias Etiquetas: , , ,

Gonna fly now

21 febrero 2015 1 comentario

Rocky

Todos tenemos un par de películas que, al verlas, nos han cambiado la vida. Por lo menos, yo cuento con un par de ellas. Una de las que más me han marcado, es la de Rocky, protagonizada por Sylvester Stallone. Su estreno fue en 1976, por lo que ni en sueños pude haber tenido la oportunidad de mirarla en el cine. Tal vez tenía 5 o 6 años de edad cuando la vi por primera vez en alguna de las Trilogías de los domingos en Canal 5. De inmediato, fue una película que se convirtió en mi favorita y que, a lo largo de los años, ya he de haber visto una centena de veces, y eso es poco.

La sorpresa de la semana, consistió en haber entrado a mirar la cartelera del cine y encontrarme con que Cinemex está proyectando películas clásicas entre las que, precisamente, se encuentra Rocky. Anoche por fin la vi en cine, un sueño hecho realidad el mirarla en una sala que además resultó ser de esas VIP con butacas comodísimas y espacio de sobra para las palomitas y el refresco.

Como era de esperarse, no contuve un par de lágrimas con el final. Es de esas películas que nunca dejan de conmoverme y que despiertan muchas emociones fuertes en mi interior. De alguna manera, me identifico con el personaje (y con el actor, no hay mucha diferencia entre las dos contrapartes): un perdedor que obtiene la oportunidad de su vida por un simple azar del destino. Su forma de hablar, de comportarse ante las críticas de los demás (sonriendo, siendo indiferente en apariencia pero afectado profundamente por éstas), su deseo de amar a una mujer que está muy lejos de ser perfecta pero que para él lo es.

Esa necesidad de un triunfo que pueda dedícarselo no sólo a quien ama sino a quienes dijeron y pensaron que jamás podría hacerlo. No hablo en un sentido deportivo, hablo en el sentido de los logros de toda una vida, de saber que no era necesario ganar ese último combate, lo que era necesario era demostrar que podía estar ahí y recibir todo el castigo, ser derribado y volver a levantarse. De eso, creo que siempre se ha tratado mi vida.

Rocky Balboa soy yo y somos todos los que estamos dispuestos a aguantar los 15 rounds, no importan los puntos, no importa qué tan duro nos golpeen, no importa cuántas veces nos derriben; cuando nuestros propios amigos, hermanos y padres nos digan “quédate abajo, ya hiciste suficiente”, es cuando con más fuerza nos levantaremos. Going the distance, es la expresión.

Been there, read that (CXXX)

16 febrero 2015 1 comentario

A Song of Ice and Fire, Book Five: A Dance with Dragons

Aut. George R. R. Martin

10664113La verdad, es que me quedé picado después de Festín de Cuervos, no me quedó de otra que aplicar el “de una vez” y me aventé el quinto y último (en salir) de la serie de libros que encierran esta fantasía épica. Sí, Danza es el mejor hasta el momento, aquí nos encontramos con los hechos que rodean a los personajes “principales” de la historia: Tyrion, Daenerys, Jon Snow, aderezados con una embarradita de Barristan Selmy, Cersei y Jaime Lannister, Aria, Davos Seaworth, Asha y Theon Greyjoy.

Y vaya que hacían falta los personajes principales pues muchas amistades lectoras se quejaban de la ausencia de ellos en el tomo anterior. La cronología del quinto libro comienza al mismo tiempo que el volumen anterior y, posteriormente, se extiende más allá. Mientras los hechos narrados en A Feast for Crows acontecen en el centro y capital de Westeros, A Dance with Dragons nos lleva a la zona externa del continente, a los límites del norte en la muralla y a las Ciudades Libres, en donde seguiremos a Tyrion en su lucha por llegar a Daenerys y a ésta, enfrentándose a una inminente guerra en contra de la ciudad que ha liberado de la esclavitud.

Jon Snow se encuentra en medio de una carrera contra reloj para reunir una fuerza considerable que posea la capacidad de enfrentar a Los Otros, cuya presencia es inminente. Lo anterior, lo obliga a reclutar a quienes fuesen los enemigos jurados de su orden, la gente libre. Todo esto atraerá el descontento de sus compañeros cuervos, que poco a poco tramarán conjuras en su contra.

Danza de Dragones es largo, sí, pero un largo necesario pues las historias comienzan a apuntar hacia lo que será una reunión decisiva de tramas y personajes en lo que serán los dos últimos libros. Las historias se vuelven indispensables entre sí y no habrá oportunidad de saltarse ninguna, siempre queriendo avanzar un capítulo más para saber qué es lo que ha pasado con otros personajes que no tienen sus propios capítulos, pero que no dejan de ser importantes a través de la visualización que nos proporcionan los primarios.

A estas alturas, no hace falta recomendar, si eres fan de la serie y leíste los anteriores, éste es el libro obligado para recibir la quinta temporada en televisión sin tantas sorpresas (ojalá).

Fragmentos: ¿Por qué no me amas, Dulcinea?

[…] Pienso en mi similitud cada vez más fuerte con el Quijote. Ese viejo tonto que vivía en un mundo de fantasía, llevando a cabo afrentas en el nombre de una mujer que jamás lo consideró en su corazón, por lo menos no tanto como él a ella, Dulcinea. Pienso en cómo llegó el día en que ella le buscó pero él ya había recobrado la cordura y al ver a su amada en este nuevo estado de lucidez, la desconoció. Poco después la vida del ingenioso hidalgo llegó a su fin.

Me embarga una amargura intensa, pensar en el día en que mi locura por ti llegue a un término. Que cuando ese plazo se cumpla, nos habremos perdido para siempre, justo cuando tú te des cuenta de todo eso que no me he cansado de hacer en nombre de nuestro amor intermitente. Más amargo es el pensamiento en el que posiblemente nunca te des cuenta y que cuando una lágrima descienda sobre mi rostro al recordarte, tú ya tengas muchos años de haber olvidado hasta mi rostro.

¿Por qué no me amas, Dulcinea?

El caballero y la princesa

5 febrero 2015 1 comentario

maithuna 8

[…]Daenerys Targaryen was carried forth into the sun.  Barristan Selmy fell in beside her on his dapple grey.

“Tell me,” Dany said, as the procession turned toward the Temple of the Graces, “if my father and my mother had been free to follow their own hearts, whom would they have wed?

“It was long ago. Your Grace would not know them.”

“You know, though. Tell me.”

The old knight inclined his head. “The queen your mother was always mindful of her duty.” He was handsome in his gold-and-silver armor, his white cloak streaming from his shoulders, but he sounded like a man in pain, as if every word were a stone he had to pass. “As a girl, though…  she was once smitten with a young knight from the stormlands who wore her favor at a tourney and named her queen of love and beauty. A brief thing.”

“What happened to this knight?”

He put away his lance the day your lady mother wed your father. Afterward he became most pious, and was heard to say that only the Maiden could replace Queen Rhaella in his heart. His passion was impossible, of course. A landed knight is no fit consort for a princess of royal blood.

– Fragmento, A Dance with Dragons

Categorías:Citas Etiquetas: , , ,