Archivo

Archive for 21 febrero 2012

Been there, read that (XLIV)

La Fábrica del Lenguaje S. A.

Aut. Pablo Raphael

Cuando terminé de asimilarlo, me di cuenta de la calidad de obra que tenía entre mis manos. 

Es un ensayo, un discurso, una crítica, una reflexión sobre la evolución, la denostación, el retraso, la atualización de la literatura, no sólo de ella, de La República de las Letras en general; de la generación del lenguaje y de su destrucción; de las tecnologías nuevas, del temor hacia ellas, de la necesidad de aferrarnos a los medios, cada vez menos tangibles, en vez de seguir manteniendo los fines. Y no sólo se trata de literatura, palabras, letras; se trata también de la historia, de la reflexión y de la humanidad.

Si bien, el objetivo de La Fábrica es el de enfocarse a la palabra escrita, su contenido ideológico bien puede interpretarse y aplicarse en un sinfín de contextos: política, sociedad, cultura, comunicación… En un momento la consideré literatura de alto nivel (lo es) pero más que un alto nivel, es para aquellos que se interesan no sólo por leer sino por admirar, por entender y por crear.

Un libro aterrizado en la modernidad, en la era del twitter, de facebook, del kindle, de los videojuegos, del crimen organizado, del plagio y de una sociedad que pareciera ya no tener identidad. Referencias universales, otras un tanto especializadas; juegos de palabras, nombres de autores al por mayor; referencias externas, curiosidades en internet, personas dignas de consultar; todo esto nos ofrece el Sr. Raphael.

Manejando un nivel de discurso-ensayo que ya deseara yo poseer, Pablo nos lleva por un paseo literario que nos ofrece perspectivas y propuestas de toda una historia escrita, de los procesos de tal historia, de lo que acontece en nuestros días y de lo que podríamos esperar.

El libro no es para nada tedioso; sin embargo, creo que para lectores menos ávidos de teoría literaria, o de conocimientos complejos en general, podría resultar extenso y pesado. El público objetivo debe ser algo más especializado que aquellos que sólo leen por leer o que lo hacen por moda (sí, creo que, tristemente, también existen de esos; aunque es mejor hacerlo por moda que no hacerlo del todo).

En general, lo disfruté y me atrevo a decir que demasiado, por momentos se me llegó a hacer pesada su lectura debido a las enormes cantidades de información (los puntos sobre twitter son sublimes) pero nunca a un grado que no me permitiera continuar. Patriotas de la República de las Letras, ¡Presentes!

Anuncios

Una gran manera de colgar los tennis

En un rato de ociosidad laboral, se me preguntó cuál sería mi manera preferida de morir y, como buen hombre romántico y chapado a la antigua que soy, respondí que la mejor manera sería la de caer en combate cuerpo a cuerpo con un mortal enemigo; una segunda sería protegiendo a un ser querido; la tercera, morir tranquilo en mi cama ya siendo viejo y con toda una vida de logros.

Sin embargo, el comentario de otro compañero me hizo recordar una forma de morir que, en definitiva, supera a las tres que yo mencioné: ¡Muerte por Snu Snu!

¿Alguna duda?

Términos y condiciones subjetivos

15 febrero 2012 2 comentarios

Mi cuenta de facebook ha sufrido un bloqueo temporal. Durante tres días no podré hacer ningún tipo de publicación (subir fotos, publicar mi estados, comentar a mis amigos, dar like) debido a que, según el mismo facebook, publiqué una foto que “infringe los términos y condiciones de conducta de los usuarios”. 

De acuerdo a ésto, la imagen podría estar incitando a la violencia, mostrar situaciones que incomoden al público o motivar el acoso sexual. De alguna manera, pienso que, para que esto pasara, alguien debió reportar mi imagen, aunque lo dudo. Llevo un buen control de mis amistades en la red y, hasta donde sé, la mayoría o son personas sumamente tolerantes, o son de mis mismos estilos de pensamiento o, simplemente, conocen a un servidor en cuanto a ideologías y creencias. Es más, no debería ni mencionar lo anterior porque no considero que mi imagen haya sido ofensiva en modo alguno.

La imagen, que muestro como cierre de mi entrada, proviene de una serie de “tarjetas de San Valentín” basadas en algunos recortes de cómics de la compañía DC; lo pongo entre comillas porque no son precisamente imágenes tiernas o que se pudieran prestar con motivo del amor y la amistad. Pero en serio, he visto contactos en mi face que suben imágenes sexuales o que ponen, por ejemplo, un dibujo de un Santa Claus defecando sobre un Cristo, ¿ofensiva mi imagen? Júzguenlo ustedes mismos:

Realmente cuestiono las bases éticas tan subjetivas que deben de tener aquellos que revisan el cumplimiento de las leyes de la red social que señalo.

En fin, con facebook pero sin interacción los próximos tres días… ¡Puedo hacerlo!

¡Seamos huikritores!

Manifiesto de la Literatura Huiqui

Versión 3.1

I. Axiomas Huiqui:

  1. Toda lectura es escritura: todo lector, un escritor.
  2. Los derechos de escritor terminan en el punto inicial de la lectura. A partir de este punto, sólo existen los derechos de lector.
  3. El primer derecho de lector consiste en despojar al escritor de su texto para reescribirlo. Llamaremos a este acto huiquificación, al conjunto de sus producciones literatura huiqui y al derechohabiente, huiqritor.
  4. El segundo derecho de lector consiste en publicar la referida huiquificación de manera inmediata, tantas veces y en tantas versiones como el derechohabiente considere necesario.
  5. El papel del Internet es el papel natural de la literatura huiqui.

II. Corolarios derivados de los anteriores axiomas:

  • No hay mala literatura, sólo malas versiones esperando un huicritor.
  • La literatura no se crea ni se destruye, sólo se huiquifica.
  • La vanidad pierde al hombre en general y al escritor en particular. La literatura huiqui es un instrumento para acabar con la vanidad, si no del hombre, del escritor.
  • El Quijote es el único texto no huiquificable. Por extensión, el texto en donde Borges huiquifica el Quijote, tampoco lo es.
  • Este manifiesto tiene la modesta pretensión de cambiar para siempre la historia de la literatura (huiqui).
  • Salvo los textos citados en la cláusula a), todo texto es huiquificable, incluido el presente manifiesto.
  • Muchos años después, frente al pelotón de huiquilamiento, el dinosaurio recordó el día en que seguía ahí.

III. Movimientos de la literatura huiqui:

  • Huiquihomenaje: El huiqritor ante la obra de un gran escritor.
  • Huiquisalvamento: El huiqritor ante la maniobra de Isabel Allende.
  • Hara-wiki: El huiqritor antes sus sobras completas.

IV. Procedimientos de la literatura huiqui:

  1. Antes de comenzar, conjugue: yo huiquifico, tú huiquificas, él huiquifica, nosotros huiquificamos, ustedes y ellos huiquifican. Vosotros (esperamos) huiquificaréis también.
  2. Instrucciones para huiquificar:
    • Localice un texto.
    • Exprópielo aplicando el siguiente epitafio:

      Con el poder que me confieren
      los derechos de lector
      expropio este texto
      de las manos de su autor
      para entregarlo al árbol
      de la literatura huiqui.
    • Huiquifíquelo siguiendo alguno de los tres movimientos de la literatura huiqui.
    • Bautícelo según la siguiente convención:

      título_original.escritor_despojado.wikritor_1.wikritor_2...wikritor_n.wiki
      (ejemplo: don_quijote.pierre_menard.borges.huiqui)
  1. Para un primer acercamiento a la literatura huiqui, pronuncie continuadamente la palabra kiwi diez veces (de preferencia sin respirar).

“Gutemberg agoniza”

Oswaldo Zavala, Miguel Tapia Alcaraz, Jorge Harmodio, Marcos Eymar

El Cuadrante de Caborca, abril del 2007.

http://www.literaturawiki.org

Poema de amor a una chica que hacía striptease

Hace 50 años yo miraba a las chicas
que se desnudaban y contoneaban
en el Burbank y en el Follies
y era muy deprimente
y muy dramático,
la luz iba cambiando del verde al
púrpura y al rosa
y la música era fuerte y
vibrante,
ahora estoy aquí sentado esta noche
fumando y 
escuchando música
clásica
pero aún recuerdo algunos
nombres: Darlene, Candy, Jeanette
y Rosalie.

Rosalie era
la mejor, sabía cómo hacerlo
y nos revolvíamos en los asientos y
rugíamos
cuando Rosalie brindaba magia
a los solitarios
hace ya tanto tiempo.

Y ahora, Rosalie,
estarás muy vieja o
muy quieta bajo
tierra,
yo soy aquel chico
con la cara llena de granos
que mentía sobre su edad
sólo para poder
verte.

Eres buena, Rosalie
en 1935
suficientemente buena como para recordarte
ahora 
que la luz es amarilla
y las noches son 
lentas.

– Charles Bukowski

Tal vez, algún día, dentro de 50 años, poco más, poco menos; escribiré algo parecido para una chica llamada Diana, tal vez Marishka, tal vez Mariana, tal vez, sólo tal vez.

Re Vuelta

[…] Revuelta, que desde la Universidad de las Américas (Puebla) se presentó como una alternativa que buscaba un re-greso a Vuelta, es decir, un encuentro de la generación nacida a finales de los setenta con el pasado fundacional de la aventura emprendida por (Octavio) Paz, pero que al mismo tiempo aspiraba a ser una revista que actuaba en rebelión, como alternativa de pensamiento al liberalismo que caracteriza a Letras Libres […] Como tantas otras, Revuelta desapareció cuando se vio imposibilitada de sobrevivir con sus propios medios.

– Pablo Raphael en La Fábrica del Lenguaje S. A.

Curioso como funciona la maquinaria de la vida; en mis tiempos de estudiante universitario becario del Departamento de Publicaciones, tuve la oportunidad de coleccionar todos y cada uno de los números de Revuelta, los obtenía gratuitamente pues tomaba mis ejemplares de las mermas o de aquellos que no pasaban control de calidad debido a un mal corte u otro defecto.

Hoy en día soy lector asiduo de Letras Libres, considerada la sucesora de Vuelta. En aquellos entonces no leí las revistas, sólo las coleccioné, no tenía idea del significado del nombre hasta el día de hoy en que el Sr. Raphael trajo a mí este recuerdo y una comprensión tardía de su razón de ser. Las buscaré y disfrutaré de aquello que mi inmadurez literaria, hace años, no me permitió reconocer.