Archivo

Archive for 28 septiembre 2009

Vendedoras de caricias

28 septiembre 2009 2 comentarios

De entre las múltiples anécdotas que puedo contar, hay una muy reciente que me gustaría compartir. Ustedes saben, como hombre vicioso que se puede a llegar a ser, en la vida, visitas una infinidad de lugares que, no importando el nivel socioeconómico del promedio de los clientes, brindan un refugio de la sociedad para permitirnos el beber de aquellas mieles embriagantes y que dan paso a la pérdida del sentido y el pudor: las cantinas y los bares de mala muerte.

Es común que en aquellos lugares, aparte del irritante olor a secreciones corporales de todo tipoy de la presencia de viejos albañiles, vagos y personas de dudosa reputación; te encuentres con chicas, mujeres que a cambio de una cerveza, terminan contigo en algún lugar desconocido haciéndote favores tanto por gusto como por un poco de dinero para sobrevivir.

Recientemente, tras algunas cervezas y una tocada de rock al lado de algunos amigos, me dirigí a uno de esos lugares. Un pequeño bar que, un poco más limpio y cuidado del resto de cantinas llenas de inmundicia, se  da a conocer por tener “las más bellas chicas de la zona“. No me juzguen, queridos lectores, no todos los que nos acercamos a esos lugares vamos por el simple hecho de recibir placeres carnales; a veces, el horario y la carencia de lugares que mantengan abierto a la hora en que, por lo general, rondamos las calles sin rumbo a las 4 de la mañana, nos indican el camino hacia el lugar donde puedes disfrutar una lager por unos cuantos minutos.

Antes de proseguir, debo aclarar que no debemos confundir tal lugar, con un table dance. En este caso, hablamos de un bar en el que las chicas se acercan y te hacen compañía a cambio de una cerveza(A un costo tres veces superior del precio de menú). Lo malo, es que no siempre se topan con algún ser humano respetuoso y, muchas veces, terminan soportando las faltas de respeto por parte de las alegres manos de los “caballeros” que a ese lugar asisten.

Pues bien damas y caballeros, tras tomar la primer cerveza, se acercó una chica que afirmaba pensar que yo era muy guapo (sic) y que me quería conocer. Obviamente, el sablazo me salía en 60 pesos. Pues bien, al ser un amigo el que te invita, a veces no puedes decir que no. Tras algunos bailes en la mesa y darme su número teléfonico (al que obviamente nunca marcaré), se retiróa seleccionar uno más que estuviese sediento de elogios o de bailes. Y bueno, tras toda esta palabrería se preguntarán: Pero, ¿A qué viene todo esto? Pues bien, resulta que, en determinado momento, una de las chicas me pidió mi chamarra para abrigarse pues tenía mucho frío, a primera vista, parecía una niña de no más de 18 años, e incluso, se me hacía conocida. Acepté y le brindé mi chamarra, de cualquier manera, no la estaba usando.

Tras un rato, el lugar pronto cerraría y, mis amigos y yo, pronto nos retiraríamos a disfrutar de un domingo de flojera e inactividad. Prendieron algunas luces extras y fue entonces cuando la reconocí. La chica que portaba mi chamarra, vivía a la vuelta de mi casa, realmente la recordaba, vivía con su mamá y su hermana.  En algún momento la había visto pasear su pequeño perro en las cercanías de mi casay nunca pasó por mi mente encontrarla en un lugar así.

Tras un intercambio de palabras, decidió regresar conmigo hasta su casa, pues prefería no regresar sola. Obviamente, en el camino, osé preguntarle sus motivos para trabajar en tal situación. He ahí la tristeza de los asuntos, la chica me respondió que trabajaba ahí porque era mejor que un trabajo normal; prefería estar en eso, que levantarse a las 8 de la mañana e ir a algún lugar donde le dieran órdenes o le pagaran igual.

Lo más triste es que su mamá no la obligaba, pero que no parecía molestarle que su hija trabajara en aquel lugar. Finalmente pregunté su edad, recién cumplía los 18 añoshacía un mes y trabajaba hacía dos semanas en aquel negocio vulgar. Dos semanas que, sin duda, se convertirán en años o tal vez más.

Tras dejarla en la puerta de su casa y decirle que se cuidara, finalmente me dirigí a mi casa. Y fue cuando me quedé pensando. ¿Qué era lo que se podía sentir por aquella niña, por aquellas mujeres? Sentí tristeza, ¿lástima tal vez?A lo lo “>mejor impotencia o enojo por no poderles hacer ver que, en esta vida, el dinero no es lo importante y que, a veces, lo que importa más es vivir bien y de una buena manera. Después fue duda, ¿se sentiría bien con que, a su corta vida, ser manoseada por sujetos inescrupulosos fuera la razón para poderse teñir el cabello o comprarse el maquillaje que tanto le gusta?

Closer Natalie P

Es cierto que, en este mundo, habemos de todoy, al igual que en mi caso, habemos quienes quienes invitamos una cerveza y tan sólo platicamos o brindamos una sonrisa; mientras hay quienes invitan una, dos o tres cervezas para no sentirse solos en un mundo que no te ayuda a prosperar o que te negó aquellos sueños de la infancia; e incluso, hay quienes van tan sólo a brindar sueños y esperanza a cambio de algo más que sólo caricias.

Y así como creo que todavía existen las damas y los caballeros, como creo que todavía existen los héroes y los seres no corruptos. A veces sólo podemos escuchar y asentir. Hay quienes quienes lo hacen por necesidad, eso no es lo triste (en demasía), hay quienes lo hacen por gusto y es ahí en donde encuentro un significado de la palabra tristeza.

Inauguración

25 septiembre 2009 Deja un comentario

Buenas tardes, días o noches. El que escribe estas líneas les da la más cordial bienvenida a lo que será la primera de muchas entradas (esperemos) en este blog recién salido del horno. No son necesarias las presentaciones, en general, toda una autobiografía se encuentra a su disposición en la pequeña pestañita que responde a la pregunta ¿Quién demonios escribe este blog?, para efectos prácticos, utilizaré este primer post para agradecerles su visita y platicarles un poco de lo que trataremos de escribir y/o relatar con el pasar de los días.

Debo dejar en claro que éste es un blog personal, y al ser mi persona una persona poco usual, el presente no llevará secuencia alguno o temática en particular. Y es que, precisamente, este es un blog que, con un título basado en el nombre de un episodio de la serie Lost, llevará el registro de todo aquello que perturbe o marque la diminuta, a veces grande, existencia de un ser humano que, en algún momento, puede llegar a tener algo bueno que decir.

En fin, para dar un panorama general, les presento algunos temas sobre los que, seguramente, escribiré: Hablaré de anécdotas, de esas que dejaron algo que pensar o una reflexión que realizar; al viejo estilo del Catagamer, escribiremos sobre el impacto de la cultura gamer en el quehacer diario de la humanidad; publicaré algunas de mis viejas columnas, eso sí, remasterizadas al día presente; cómics, discos de rock, reseñas de libros que haya leído, críticas a las metidas de pata de algún mandatario, etc.

En pocas palabras, este será un espacio muy general de una mente algo perturbada pero que, espero, sea del agrado de ustedes y del público en general. Finalmente, tengo que dedicar este primer post y la apertura de mi nuevo blog a un buen amigo cuyo ídem inspiró a la creación del mismo: al camarada y colega José Flores Sosa a.k.a. Tesisaurio, Padaguan o, simplemente, Pepe Flores.

Pepe Flores

Ya para cerrar este post, quisiera pedir disculpas de antemano, si de repente mi contenido es similar al del blog de mi compañero arriba mencionado. Sin experiencia alguna en lo que a bloggear se refiere, no me quedó más remedio que acudir a utilizar de inspiración a quien yo considero una de las personas más adiestradas en el uso de estos espacios. Gracias.

Categorías:Generalidades Etiquetas: