Archivo

Posts Tagged ‘Crónica’

Been there, read that (CL)

Una cerveza de nombre Derrota

Aut. Eusebio Ruvalcaba

9789709854039-uk-300De alguna manera, siento que un libro regalado es más valioso cuando antes fue leído por la persona que lo regala. Pienso que parte de la esencia de la persona que lo leyó queda impregnada entre las páginas. Que en cierto modo, esa persona te regala no sólo el libro, sino las circunstancias que rodearon su lectura durante las horas que duró. Una cerveza de nombre Derrota acompañó a una persona durante sus tratamientos contra el cáncer. Ésta persona me advirtió que probablemente tendría un poquito de radiación al dármelo; lo primero que hice fue abrazar el libro contra mí, pues un regalo tan valioso bajo ningún concepto podría ser peligroso.

Desde que leemos el título intuimos algo que se confirmará al leer las primeras líneas: la derrota es el tema principal de la obra. No una derrota en el sentido estricto de la palabra, hablamos de una derrota de la vida, una derrota que sufrimos sin darnos cuenta, la derrota que nos impone la cotidianeidad.

Podría describir el libro con cinco palabras: alcohol, mujeres, confesiones, música e ironía. Todas mezcladas en una colección de ensayos, monólogos y crónicas, que dan cuenta de todo aquellos que observamos en la tragedia de la existencia.

Cuando lees la obra de Ruvalcaba, no lees las páginas, lo lees a él. Es inevitable entender su amor por la música y, al terminar, sientes que de encontrártelo en la calle o en alguna feria del libro, no te encontrarías a un autor, te encontrarías a ese viejo amigo que conoces de tanto tiempo atrás, serías capaz de llamarlo compadre.

El libro es irónico, es sarcástico, es vulgar en su tratamiento del término mujer, pero no deja de ser bello, gracioso, interesante, reflexivo. Por momentos despierta melancolía, por momentos no estás seguro de la cordura de quien escribe unos consejos para conquistar a la mujer tan intransigentes que cuando miras la realidad, no podrían estar tan disparatados.

Es un libro que no exige demasiado tiempo pero sí bastante reflexión al interior de las sonrisas que provoca. Llegó a mí este libro que se ha convertido ya en uno de mis favoritos y que algún otro día, en definitiva, releeré.

Been there, read that (CXLIV)

Toda una vida estaría conmigo

Aut. Guillermo Sheridan

issuu___toda_una_vida_estaria_conmigo_de_guillermo_sheridan_by_editorial_almadia54172a9eacda5_300hCierro mi año lector con uno de mis preferidos, el buen Maestro Sheridan. Hay un problema con mi columnista y ensayista mexicano favorito: que su condición de favorito propicia que en una obra recopilatoria, utilizada a modo de biografía, gran parte de su contenido ya haya pasado por mis ojos. Sin embargo, pocos textos me provocan tanto placer al leerlos como los del susodicho.

Divido en capítulos que comienzan “muy tempranito por la mañana”, pasando “por ahí del mediodía”, llegando a la “hora del cafecito” y terminando “ya en la nochecita”, el libro recopila textos que el autor ha presentado a lo largo de su carrera (algunos son inéditos) y que se relacionan con las diferentes etapas de su vida: niñez, juentud, adultez; y al mismo tiempo, su relación con la familia, con personalidades del distintas áreas, consigo mismo, con sus mentores.

Toda una vida estaría conmigo es divertida, sarcástica, seria, atinada, tal y como siempre he considerado al autor, una auténtica inspiración como hombre de éxito y como exponente de la humildad y el buen humor con elque se debe tomar la vida. Alguna vez le mandé un tuit al autor, “Maestro Sheridan, es usted la reata más peluda del desierto, a lo que contestó, “ahí pinchemente”. Y en efecto, ahí pinchemente.

Been there, read that (CXXXIII)

Lugar a dudas

Aut. Guillermo Sheridan

968-7723-94-7_bigRecién terminaba de contestar el examen TOEFL, la aplicadora me dejó salir unos minutos antes, toda vez que contesté “en friega” la última parte y sólo me picaba los ojos mirando a los compañeros del aula concentrados en lo suyo. Bajando las escaleras de uno de los pisos de la Facultad de Lenguas, me topé con un botadero de libros en remate. Cuál no ha sido mi sorpresa al encontrarme con un ejemplar del maestro Sheridan que me vendieron en tan sólo 25 pesos. Hubiera pagado fácil 10 veces esa cantidad.

Ya he comentado en ocasiones anteriores las muchas virtudes que vislumbro en el autor. Pocos escritores han logrado brindarme un sonrisa genuina al leer sus textos. En Lugar a dudas, Guillermo describe a la perfección ese tipo de situaciones que, si bien no hemos vivido de forma idéntica, fácilmente identificamos en nuestras vidas o en la de los seres más allegados.

Por etapas, la ironía envuelve la vida del autor: la infancia, los viajes, la colonia, la ciudad, el trabajo, el priísmo. Cientos de emulaciones en las que hemos caído presos. El compañero trabajador que hace todo menos trabajar, el vecino escandaloso que de naco no bajamos, la eficiencia de nuestras autoridades para defender nuestros derechos y sacarnos la propina, la burocracia, la familia que nadie quiere.

Lugar a dudas es brillante, casi 300 páginas de sorna y humor negro, de esas que duelen a pesar de la risa que provocan. De esas situaciones que difícilmente podemos combatir.

Been there, read that (CXXII)

Viaje al centro de mi tierra

Aut. Guillermo Sheridan

Viaje al centro de mi tierraConocí a Sheridan (en letras) hace un par de años, trabajaba como becario en el Departamento de Publicaciones de mi universidad. En aquellos entonces, recibíamos en el área de acabado todo lo que eran las publicaciones (libros, folletos, volantes, trípticos) con el sello universitario, nos encargábamos de revisarlo y de separar los elementos defectuosos; finalmente, los empaquetábamos para su posterior envío.

Una de las obras que pasó por mis manos, fue un libro titulado El Encarguito, cuya autoría pertenecía a Guillermo Sheridan. Me quedé con un par de ejemplares defectuosos, leí uno y quedé maravillado y extasiado con las risas que me hizo pasar. Años más tarde, comencé a comprar la revista Letras Libres y decubrí que el autor tenía ahí una columna que trataba temas varios de una manera divertida e inteligente.

Viaje al centro de mi tierra es, pues, un compendio de columnas y entradas de blog que aparecieron en esa revista y en el sitio web del escritor entre 2007 y 2012. Política y cultura propia de nosotros, los mexicanos, son los temas en los que Sheridan hace ver el punto ridículo y que puede llegar a ser molesto y estresante sobre cómo dejamos que se dirija un país y de los gastos estúpidos que se hacen a costa de nuestros impuestos.

Más de una persona podría resultar susceptible y se enojará mientras lee, de verdad resultan molestas algunas cosas. Al mismo tiempo, reiremos. Es un libro agridulce, más dulce que agrio, que provocará risa y sonrisas involuntarias. Es, de verdad, una genialidad.

Been there, read that (LVI)

De Puño y Letra, Historias de Boxeadores

Aut. Alejandro Toledo

Desde muy chico he sido fanático de los deportes violentos, de alguna manera, si no veo en un deporte la posibilidad real de lesiones, huesos rotos, contusiones o lo que sea, entonces no me mantiene tan enganchado como al resto de espectadores. Precisamente por eso es que mi afición deportiva se reduce al contacto como lo es el fútbol americano, la lucha libre, las MMA, el rugby o el box. Es de éste último que he hecho la adquisición literario que les vengo a platicar hoy.

De Puño y Letra es un experimento periodístico que nos narra breves historias de diversas y reconocidas figuras de la escena pugilística mexicana: Ricardo López, Óscar de la Hoya, Julio César Chávez, entre otros. Historias que acontecen en momentos clave de la vida de estos deportistas como el entrenamiento previo a su gran derrota o a sus momentos cumbres y que se basan en entrevistas y conversaciones personales entre el autor y los protagonistas.

No sólo se trata de motivaciones, conflictos internos o deseos de los atletas, también se hace crítica muy directa a las asociaciones nacionales, el motivo por el que el boxeo se ha convertido más en juego de apuestas que en un deporte, por qué los boxeadores buenos deben evitar las arenas del Distrito Federal, el pirateo de talento por parte de entrenadores “tiburones”, los pleitos entre maestros y pupilos, etc.

Sin duda entretenido, ameno y sin paja que te haga perder el interés de una historia a otra. El libro incluye un ensayo fotográfico del deporte de los puñetazos a cargo de Víctor Mendiola Galván que refresca las pupilas y renueva el deseo de terminar de leer. Recomendado tanto para amantes como para recién iniciados; sin duda una obligatoriedad para el que desea revivir los momentos previos a grandes combates que hoy forman parte del recuerdo colectivo.