Archivo

Posts Tagged ‘Narrativa’

Been there, read that (CLIII)

Campeón gabacho

Aut. Aura Xilonen

campeon-gabachoAunque no lo parezca, me perturba mucho no tener la posibilidad de mantener actualizado mi blog, es como un compromiso conmigo mismo que está siempre en mi mente y que nunca puedo cumplir porque o tengo demasiado qué hacer entre mis tres “trabajos” o cuando tengo tiempo lo ocupo para otras actividades prioritarias que no puedo realizar por la causa inmediata anterior. En fin, pasaré a platicar de uno de los últimos que leí antes de verme inmerso en temas de tesis y laborales, ya tiene más de dos meses desde que lo tuve en mis manos.

Sobre la obra de Aura Xilonen, que a propósito estudia su licenciatura en un edificio contiguo a otro en el que estudio el Doctorado, puedo decir que me dejó un sabor agridulce. Dulce porque la narrativa de la historia te permite imaginar toda una producción cinematógrafica alrededor de ésta, muy al estilo de la primera película de Rocky: un perdedor que obtiene oportunidades en los lugares más insospechados, enamorado de la chica que él cree inalcanzable, mientras brinda esperanza a quienes más la necesitan. Es agria, porque a medida que te acercas al final de la historia, ésta se acelera y te deja con un estilo de “continuará” que deja todo a la imaginación y no brinda una conclusión que provoque satisfacción.

Después de tantos “camejanes” y “camaweyes”, uno jamás sabrá si nuestro héroe se queda con la chica, si obtendrá una pelea por el título, si obtendrá los medios para ayudar a los niños de la casa hogar, en resumen, nada. Aunque es obvio que no todas las historias concluyen con un “felices para siempre”, lo cierto es que se siente como algo trunco, más forzado que dejado así por elección de la escritora.

Tal vez ya no es el tipo de literatura que debería buscar. Los cierto es que la disfruté mucho, el manejo del lenguaje “de barrio” que maneja la poblana es más que excelente y te sumerge de lleno en las tribulaciones del mojado que se gana la vida como ayudante en una librería. Vale la pena, sí, mucho, lo recomiendo, aunque con algunas reservas que incluso compartí con mi padre.

Anuncios

Una cerveza de nombre derrota

eusebio-ruvalcaba

[…]

8) Propongo una marca de cerveza: Derrota. Sin duda sería una cerveza de gran éxito. Apta para toda ocasión, los profesionales la consumirían a pasto. ¿Quién no sería sincero ordenando una Derrota, de preferencia a voz en cuello, que se escuche por todo lo largo y ancho del lugar: “Una Derrota para mí, por favor”, o “Una Derrota para todos, ¿quiere?”. Sería una cerveza ideal para consumir al momento de ver el fútbol, o, en fin, cualquier acontecimiento deportivo. También se podrían refrigerar unas cuantas para beber durante las elecciones, o cuando se espera que por fin la mujer haga acto de presencia. Una Derrota combinaría asimismo con todo: con tequila, con whisky, con vodka, y habría que ver la cara del bebedor. Conforme el trago fuera haciendo lo suyo, con más alegría y sinceridad exigiría su Derrota. “Yo bebo eso porque soy de a de veras”, diría, ante el pasmo general.

9) También habría de existir la Hora de la Desdicha. Porque la Hora Feliz es menos que nada, un puente entre la mediocridad y la estulticia. Los briagos acuden felices a que les saturen de hielo un vaso, y que apenas les viertan unas cuantas gotas de ron con refresco a lo bestia. Y se sienten inmensamente complacidos.

– Eusebio Ruvalcaba

Categorías:Citas Etiquetas: , , , , ,

Been there, read that (CXLVI)

Uno soñaba que era rey

Aut. Enrique Serna

phpThumb_generated_thumbnailCada vez me es más difícil mantener actualizado mi blog y, lo que es peor aún, mantener satisfecha mi hambre de buenas obras escritas. Pasé de un cómodo índice de lectura de libro por semana a una incómoda situación en la que leo un promedio de 120 páginas por semana sobre teoría de gobierno, metodología  de investigación, y democracia. No me quejo, leer no me deja de brindar una enorme satisfacción; sin embargo, los niveles de satisfacción no son los mismo cuando lo haces por deber y no por placer.

De entre todo, me doy mis tiempos. Así que debo ser más selectivo y me decido por aquellos temas que también aportan al entramado de mis estudios doctorales. Tal es el caso de Uno soñaba que era rey, una de las obras más reconocidas del buen Enrique Serna.

La novela es un retrato típico de la asociación político-cultural del Distrito Federal de la época de los 90’s: polaridad entre la alta sociedad y las colonias populares, contrastes entre lo que el discurso político del funcionario corrupto expresa y lo que realmente busca. Todo esto gira alrededor de una serie de personajes que calificaré como estereotipados a pesar de que las normas que los rodean no posean límites definidos.

El Tunas, es un muchacho que se la vive aspirando resistol 5000, su principal preocupación en la vida es que no le haya crecido aún el vello púbico que lo transportaría a la edad adulta. Se rodea de la Caguamita y demás muchachos vagos de la colonia, evita al hombre que corteja a su madre cuya existencia es amarga debido al abandono del padre hace muchos años. Tunas pronto se relacionará con el director de una estación de radio que busca adjudicarle un premio al heroísmo infantil a causa de la culpa que siente cuando su pequeño hijo, mientras jugaba “tiro al naco”, asesina al desaparecido padre del protagonista en plena vía pública.

Ese es el retrato de una realidad priísta que dista mucho de haber desaparecido y que incluso el día de hoy se siente fresca. La narrativa de Serna es,como siempre, audaz y satírica, pero para nada pedante o capaz de provocar hastío. Aguda y consistente, que te impulsa siempre a desear saber cuál es el desenlace de una historia que parece no tener fin.

Been there, read that (CXL)

17 septiembre 2015 1 comentario

El caballero de los siete reinos

Aut. George R. R. Martin

El caballero de los siete reinosDesde hace un par de meses que le perdí el gusto a la serie televisiva (que de todos modos deseo ver hasta su final), así que cuando supe que ya estaba a la venta el libro que funge como precuela de los acontecimientos que ya todos conocemos en Westeros, mi emoción se desbordó. Más es la emoción cuando el libro lo recibes acabadito de llegar a los anaqueles por parte de alguno de tus alumnos (ventajas de ser profesor) que desea congraciarse contigo.

Ahora bien, como suele suceder con las expectativas cuando se colocan muy altas, el peligro de la decepción es mucho. No me decepcioné, sin embargo, el libro dista mucho de ser lo que anuncia.

Lo bueno: historias de caballeros (caballeros, caballeros, de esos de quienes se habla en las canciones de héroes y doncellas); Duncan ‘el alto’, es un huérfano que es rescatado de la pobreza por un caballero errante que más tarde muere y deja su legado al aprendiz. Dunk, como le dicen sus amigos, es el ejemplo clásico de nobleza, valentía y terquedad. Un día se le une Egg, como escudero, quien resulta ser el único personaje que se puede relacionar directamente con los libros de Canción de Hielo y Fuego. No digo más, para evitar spoilers. Hay una damisela a la cuál salvar, viejos señores a quienes servir y causas justas por las cuales luchar.

Lo malo: la suavidad de la narración; cuando estamos acostumbrados a traiciones, incesto, violencia, avaricia y escenas como las de la boda roja o la púrpura, resulta demasiado “de niños” encontrarnos con una narrativa más orientada hacia la comedia y los cuentos de hadas, que hacia la crudeza de la realidad del ser humano (sea en un mundo fantástico o no). Del mismo modo, no puedo evitar sentir que la palabra “precuela” resulta no ser muy acertada pues (hasta el momento) no encuentro un motivo para pensar que los acontecimientos en los que Dunk participa tengan relación directa con la historia de Jon Snow y compañía.

Claro, es el mismo Westeros pero 100 años antes, la relación existe, pero no a nivel de personajes pues ni siquiera Tywin Lannister ha nacido en este mundo. Fuera de esta queja (totalmente personal), las historias son bellísimas y emocionantes. Lo disfrute a cada momento al verme reflejado en las características del protagonista y también es bueno conocer a los Targaryen cuando todavía eran la hegemonía en los siete reinos. Para fans de la serie o de los libros es un must.

Nota: detesto que en las traducciones españolas traduzcan hasta los nombres propios de lugares; Invernalia, Vado Ceniza, Altojardín… ¿Es en serio?

Been there, read that (CXXXIV)

Autorretrato de familia con perro

Aut. Álvaro Uribe

autorretrato-de-familia_altaLo confieso, a pesar de tanta habladuría que suelto con respecto al canon de no juzgar a un libro por su cubierta, nuevamente caigo presa de una portada bonita que me lleva a gastar mi dinero en una obra desconocida. Afortunadamente, mi confesión queda justificada por los grandes hallazgos que he tenido en el rubro de los libros con imagen atractiva.

Este es el caso de Autorretrato de familia con perro, una obra que me ayudó a sopesar las vicisitudes de viajar en puente, por AU, de pie, so pena de tener que esperar tres horas para el siguiente autobús con asientos libres. Y vaya que alivió el viaje de tres horas.

Lo más gracioso del asunto, es que pareciera que estaba leyendo la narración de mi padre y sus hermanos con respecto a mi abuela, que actualmente convalece en un pequeño cuarto de mi casa debido a que ya no puede valerse por sí misma. Lo que nos encontramos aquí, es la historia de Malú, madre, hija y abuela, de esas señoras tremendas a las que nadie se puede enfrentar puesto que encabezan esa unidad familiar por excelencia del mexicano: el matriarcado.

En palabras de dos hermanos cuya diferencia de edad se encuentra en el rango de los minutos, la historia de Malú pronto se transforma en una radiografía de la familia a través de las entrevistas que se les realiza a todos aquellos allegados de la protagonista. En efecto, era como leer parte de la historia de mi familia cuyo núcleo está representado por la madre de los hijos que resienten, siempre, o ser el consentido o simplemente no serlo.

El inevitable final, el fallecimiento de Malú, nos da un acercamiento a ese momento en el que los hijos debemos tomar decisiones con respecto a la vida de nuestros progenitores, se invita mucho a la reflexión. Es bellísima la intervención de Canuto, el perro de la Señora, que a su modo se adueña de un epílogo en demasía sentimental.

Been there, read that (CXXXI)

El curioso incidente del perro a medianoche

Aut. Mark Haddon

001Es verdad que debería estar leyendo algunas obras de política, economía y gobierno, requiero de buenas ideas e influencias para el desarrollo de mi protocolo de investigación para el doctorado. Sin embargo, fue casi imposible resistirme al libro cuando, al hojearlo, lo encontré lleno de dibujitos e ilustraciones curiosas. Suena tonto, lo sé, pero ha resultado bastante entretenido y ameno.

Christopher es el protagonista de la historia, un niño que presenta un cuadro de (lo que yo consideraría) autismo. Vive con su padre y escribe el mismo libro que vamos leyendo. En este libro, él decide relatar sus esfuerzos por hacerla de detective y resolver el misterio del asesinato del perro de su vecina, la Señora Shears. Debido a su condición, el héroe nos narra de una forma muy particular su propia percepción del mundo y de la forma de actuar de las personas.

Pronto descubrirá que la muerte del perro obedece a factores que se mostraban ocultos y que tienen una relación muy fuerte con la supuesta muerte de su madre años atrás. Christopher es fanático de las matemáticas y a lo largo del libro relaciona gran parte de sus aventuras con problemas matemáticos famosos en el medio de las ciencias. Del mismo modo, los capítulos siguen un orden de números primos.

El protagonista no logra explicarse la forma en que las personas “normales” pensamos, encuentra muchos defectos en nuestra forma de actuar y cómo nos llenamos de pensamientos basura que sólo ocupan espacio en nuestra memoria sin ningún objetivo específico. Al ser un libro narrado por el mismo niño, se incluyen esquemas, dibujos e ilustraciones que demuestran el punto de vista narrado en ciertos momentos.

Es un libro agradable, el desorden mental del pequeño puede llegar a provocar desesperación, la misma que su madre siente por él y que la motiva a alejarse de su vida. A pesar de esto, es una obra que nos brinda un punto de vista diferente sobre las concepciones que tenemos del quehacer diario.

Been there, read that (CXXX)

16 febrero 2015 1 comentario

A Song of Ice and Fire, Book Five: A Dance with Dragons

Aut. George R. R. Martin

10664113La verdad, es que me quedé picado después de Festín de Cuervos, no me quedó de otra que aplicar el “de una vez” y me aventé el quinto y último (en salir) de la serie de libros que encierran esta fantasía épica. Sí, Danza es el mejor hasta el momento, aquí nos encontramos con los hechos que rodean a los personajes “principales” de la historia: Tyrion, Daenerys, Jon Snow, aderezados con una embarradita de Barristan Selmy, Cersei y Jaime Lannister, Aria, Davos Seaworth, Asha y Theon Greyjoy.

Y vaya que hacían falta los personajes principales pues muchas amistades lectoras se quejaban de la ausencia de ellos en el tomo anterior. La cronología del quinto libro comienza al mismo tiempo que el volumen anterior y, posteriormente, se extiende más allá. Mientras los hechos narrados en A Feast for Crows acontecen en el centro y capital de Westeros, A Dance with Dragons nos lleva a la zona externa del continente, a los límites del norte en la muralla y a las Ciudades Libres, en donde seguiremos a Tyrion en su lucha por llegar a Daenerys y a ésta, enfrentándose a una inminente guerra en contra de la ciudad que ha liberado de la esclavitud.

Jon Snow se encuentra en medio de una carrera contra reloj para reunir una fuerza considerable que posea la capacidad de enfrentar a Los Otros, cuya presencia es inminente. Lo anterior, lo obliga a reclutar a quienes fuesen los enemigos jurados de su orden, la gente libre. Todo esto atraerá el descontento de sus compañeros cuervos, que poco a poco tramarán conjuras en su contra.

Danza de Dragones es largo, sí, pero un largo necesario pues las historias comienzan a apuntar hacia lo que será una reunión decisiva de tramas y personajes en lo que serán los dos últimos libros. Las historias se vuelven indispensables entre sí y no habrá oportunidad de saltarse ninguna, siempre queriendo avanzar un capítulo más para saber qué es lo que ha pasado con otros personajes que no tienen sus propios capítulos, pero que no dejan de ser importantes a través de la visualización que nos proporcionan los primarios.

A estas alturas, no hace falta recomendar, si eres fan de la serie y leíste los anteriores, éste es el libro obligado para recibir la quinta temporada en televisión sin tantas sorpresas (ojalá).