Archive

Archive for 19 abril 2015

Been there, read that (CXXXIII)

Lugar a dudas

Aut. Guillermo Sheridan

968-7723-94-7_bigRecién terminaba de contestar el examen TOEFL, la aplicadora me dejó salir unos minutos antes, toda vez que contesté “en friega” la última parte y sólo me picaba los ojos mirando a los compañeros del aula concentrados en lo suyo. Bajando las escaleras de uno de los pisos de la Facultad de Lenguas, me topé con un botadero de libros en remate. Cuál no ha sido mi sorpresa al encontrarme con un ejemplar del maestro Sheridan que me vendieron en tan sólo 25 pesos. Hubiera pagado fácil 10 veces esa cantidad.

Ya he comentado en ocasiones anteriores las muchas virtudes que vislumbro en el autor. Pocos escritores han logrado brindarme un sonrisa genuina al leer sus textos. En Lugar a dudas, Guillermo describe a la perfección ese tipo de situaciones que, si bien no hemos vivido de forma idéntica, fácilmente identificamos en nuestras vidas o en la de los seres más allegados.

Por etapas, la ironía envuelve la vida del autor: la infancia, los viajes, la colonia, la ciudad, el trabajo, el priísmo. Cientos de emulaciones en las que hemos caído presos. El compañero trabajador que hace todo menos trabajar, el vecino escandaloso que de naco no bajamos, la eficiencia de nuestras autoridades para defender nuestros derechos y sacarnos la propina, la burocracia, la familia que nadie quiere.

Lugar a dudas es brillante, casi 300 páginas de sorna y humor negro, de esas que duelen a pesar de la risa que provocan. De esas situaciones que difícilmente podemos combatir.

Been there, read that (CXXXII)

Políticas públicas y gubernamentales: Reflexiones teóricas y evidencias empíricas

Coord. Isabel Castillo, Jaime Ornelas, Celia Hernández

JpegLo triste de dar el primer paso en el largo camino de un título doctoral, es el hecho de que uno tiene que abandonar (por lo menos parcialmente) la literatura convencional y cambiarla por la especializada en los temas de estudio del nuevo grado académico. Es difícil proponer mi tipo habitual de reseña de color (así le he llamado para justificar mi desapego de las normas estándares de escritura de reseña) cuando he leído por necesidad más que por gusto. Me la viviría con Bukowski y Sheridan, God knows.

La primer obra consultada para el establecimiento de mi protocolo de investigación, proviene de la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Hablamos de políticas públicas y de su necesidad tanto de creación como de evaluación. El eje principal del compilado, es el del desarrollo económico, cómo en aras de una interacción entre fuerzas mercantiles libres (ya sin mencionar temas como el de la mano invisible) el Estado ha abandonado su participación en la limitación tanto de esas fuerzas como de su capacidad para no sólo promover un crecimiento macroeconómico (el que las grande fuerzas capitalistas desean) sino también promover un ambiente de igualdad, desarrollo y sustentabilidad en su interior.

Las grandes naciones que controlan el curso del desarrollo humano, acostumbran dictar pautas de crecimiento que otras naciones no tan desarrolladas se empeñan en cumplir. Lo malo es, que dado ese proceso y empeño de desarrollo en niveles macros, se descuida el progreso interno, las oportunidades se vuelven desiguales y tiende a incrementarse una brecha entre quienes tienen la fortuna de crecer en los grandes núcleos poblacionales y aquellos que se encuentran en las zonas rurales y menos desarrolladas.

El Estado, al renunciar sobre su participación en el mercado, promueve la existencia de agujeros económicos, de salud y educación que deben ser rellenados so pena de incrementar el nivel de pobreza y desigualdad. Asimismo, es importante verificar todas esas situaciones que hasta hace algunos años eran totalmente ignoradas en el quehacer político y gubernamental: la situación de las políticas públicas específicas de género y sexualidad.

Son muchos los problemas a los que se enfrenta nuestro país en materia de desarrollo interno y es precisamente bajo el enfoque de políticas públicas que dejen de lado (por lo menos resten un poco de importancia) el lado del desarrollo capitalista a nivel internacional y busque dejar de atacar las secuelas y daños provocados por una enfermedad de la que sólo se han combatido síntomas y no causas de origen,