Archive

Archive for 30 octubre 2014

Si yo pudiera…

te regalaría el planeta entero, Mistress Death. A ti, a la que no puedo conquistar por más esfuerzo que haga, por más universos que destruya, por más sacrificios que lleve a cabo, por más vidas que se extingan en mis manos. Tú, simplemente, te niegas a quererme o a darme la oportunidad. Pero eso qué importa, te seguiré amando, lo seguiré intentando.

For Love

Atte.       

Thanos

Been there, read that (CXXI)

Novecento

Aut. Alessandro Baricco

ImagenFelicidad es muchas cosas; en mi caso, entre otros tantos motivos, encontrar libros de Editorial Anagrama a 20 pesos en una tienda de antigüedades es sinónimo de lo mismo. Un dicho popular, “lo mejor de la vida viene en paquetes pequeños”, o algo así, tiene mucha certeza cuando de libros hablamos (también cuando hablo de la mujer de la que vivo enamorado), y en este caso sí que aplicó su rigurosa pero altamente variable ley.

La contraportada lo describe como un monólogo teatral y, en efecto, las múltiples acotaciones interrumpen (de manera agradable) el hilo de una conversación que cierto trompetista tiene consigo mismo. El tema de la conversación es su amigo Novecento, protagonista de una historia de virtuosismo y destino musical.

Novecento es un niño que al poco tiempo de haber nacido es abandonado en un barco que realiza viajes entre Europa y América en los años 30. Adoptado por la tripulación, el niño se convierte en un joven que pronto descubre una conexión con el piano. Tocando bellas melodías para quienes viajan en tercera clase, pronto obtiene una fama que llega a oídos del creador del jazz. Es éste último quien lo reta a duelo musical.

Novecento jamás ha pisado la tierra, su vida no va más allá de la que existe en el barco. El día en que intenta salir del navío, Novecento nos otorga una visión muy bella de los límites que cada quién le pone a su mundo.

La obra del Sr. Baricco es breve pero bella, para disfrutarla en ese par de horas que nos sobran durante un traslado en autobús o cuando aplicamos un examen.

Been there, read that (CXX)

Saludos de Darth Vader

Aut. Mauricio Carrera

Saludos de Darth VaderSí, lo admito, me paso la vida aconsejando “no juzguemos al libro por su portada” y ahí voy de nuevo: leo ‘Darth Vader’ en el título y entonces me pierdo. Lo peor es que la misma imagen de portada me indica que nada tiene que ver el nombre del villano con el contenido del libro, pero pienso “igual se verá bonito el título a un lado de los otros que he leído”, entonces voy y lo compro.

Me cuesta trabajo reseñar o hacer una buena crítica de un libro de cuentos. Sólo diré que el error no fue costoso, lo cierto es que me hizo pasar un par de horas de aplicación de examen, de una manera bastante amena. La narrativa es ligera y graciosa. Hay humor negro, del agradable, nada forzado. Los personajes son empáticos y sus pensamientos resultan acordes y creíbles.

Un escritor obeso que se hace famoso al escribir novelas de acción, un Mozart junior que lo único que desea es ser un pirata y un enfermo mental que charla con su marioneta llamada Elliot Ness, entre otros, son los protagonistas de las historias que Mauricio Carrera nos viene a contar. El último texto, es la mejor parte, la crítica de esa famosa esperanza mexicana puesta en un fantoche que por golpes de suerte podría llegar a ganar el próximo Nobel de literatura.

Vale la pena, el costo es bajo y la experiencia agradable. Saludos de Darth Vader no será lo que el título implica, pero sabe dar una buena impresión.